6 errores que cometen las chicas de cabello rizado al descuidarlo

¡Nos encanta el cabello rizado, aunque requiere de más cuidados para verse lindo y brillante! Cada una tenemos nuestras técnica para cuidar nuestros rizos. Y en este afán por lucirlo hermoso, puede que estés cometiendo errores. A la larga, estos te pasarán factura y quizá tu melena no se vea sana ni espléndida. Para que no te ocurra, aquí te dejamos los errores que cometen las chicas de cabello rizado para que los evites.

1. Lavarlo diario

Cuando lavas tu melena con shampoo se eliminan las impurezas pero también la grasa natural. El cabello rizado necesita toda la hidratación posible: la natural y una ayudadita extra. Así que a menos que te hayas caído en el lodo, evita lavarlo diario. Cada tercer día es más que suficiente. Y al terminar, aplica acondicionador.

2. No cortarse las puntas

 

Todas queremos una melena de Rapunzel, pero no por eso vamos a dejar de cortarlo. ¡Piérdele el miedo a cortar las puntas de una vez! Por lo menos cada 4 o 5 meses es lo recomendado. De lo contrario, el cabello se enreda mucho más. Y cada nudo va formando más y más nudos ¡hasta que es un nudo de nunca acabar! Yo empecé a cortar las puntas una vez al mes y eso favoreció su crecimiento, ya no se me hacen nudos y mis rizos se ven sanos.

3. Peinarlo cuando está mojado

Claro que es mucho más fácil desenredar los rizos con el cabello mojado, pero no es una buena idea.  Si te peinas y desenredas tu cabello rizado cuando está mojado, se volverá débil y será más fácil que se rompa. Es mejor que te peines cuando esté húmedo y siempre con un peine de dientes anchos. ¡Será más fácil para ti y no se te romperá tanto! Si aún así se te complica, usa bastante acondicionador o crema de peinar. Esto lo hidratará y te facilitará la vida.

4. Aplicar productos con las palmas

Muchas mujeres al aplicar productos de estilizado, como por ejemplo espumas, usan las palmas de la mano y esto no funciona tan bien como si lo haces con los dedos. Es mejor usar los dedos y aplicarlo con la cabeza boca abajo, de esta manera estarás garantizando una aplicación más uniforme del producto y, además, te harás menos enredos en el pelo. ¡Adiós,  frizz; hola, rizos con volumen y movimiento!

5. No usar difusor

 El aire caliente y las herramientas de calor no son recomendables para ti. No obstante, si de plano no resististe y decides utilizar la secadora, deberás hacerlo usando un difusor para que tus rizos se sequen mejor. Y así no podrá encresparse. Si usas el secador normal, sólo estarás enviando aire caliente a tu cabello que se enredará, perderá brillo y se secará.

6. Usar una toalla normal y áspera

¿Habías pensado alguna vez en el tipo de toalla que usas en tu cabellera? Casi nadie lo hace, pero lo cierto es que esto puede perjudicar tu melena rizada. Es necesario que seas consciente de esto y utilices la mejor opción que es una toalla de microfibra. Estas están hechas especialmente para absorber grandes cantidades de agua, sin generar frizz. Y además, sin dañar el patrón de rizo natural. Si no quieres romper el cochinito para comprarte una, no pasa nada. Toma una playera de algodón viejita (limpia, obviamente). Colócala como si fuera un turbante alrededor de tu melena y espera a que absorba el agua.

Este video te puede gustar