4 técnicas para enmarcar tus cejas

Nuestras cejas son la característica principal que enmarca nuestros rasgos faciales pero, ¿quién las enmarca a ellas? La depilación de nuestras cejas no es cuestión de moda. Su apariencia realmente puede modificar nuestra expresión y semblante. Por eso es tan importante que sepas enmarcar tus cejas.

Pinzas

Quizás sea de las técnicas más comunes. Te sugerimos depilarte después de bañarte pues los folículos están abiertos y los vellos más suaves. Además, es indispensable que estés en un lugar bien iluminado y evites los espejos de aumento. Estos te hacen perder la perspectiva y es fácil que quites vellos de más. Hay tres tipos de pinza: las de punta recta, punta fina y las de punta biselada. Las biseladas suelen ser más fáciles de usar, además de que es más improbable que pellizques tu piel.

Tijeras

Ayúdate de tus sombras para marcar dónde debe estar tu ceja. Luego, cepilla los vellos siguiendo el diseño trazado. Finalmente usa tus tijeras para recortar las puntas de los que sobresalgan. Muchas mujeres cometen el error de depilar demás sus cejas porque el vello es muy largo o, por el contrario, de dejarlas alborotadas porque el vello sobresale. Para enmarcar tus cejas también las tendrás que recoger en algunas ocasiones.

Cera

Otra técnica muy común es ir a un salón a que te las depilen con cera. Esta técnica tiene dos grandes inconvenientes. El primero es que es un poco imprecisa y te puedes llevar pelitos de más. El segundo es que si jalas la piel demasiado con el tiempo puede colgarse y quedar hinchada. Sin embargo, el vello se arranca a la perfección así que dura más tiempo. Si tienes mucho vello es una gran técnica sumamente rápida.

Hilo

También conocido como threadingconsiste en depilar cualquier parte del rostro mediante el movimiento entre dos hilos. Esto siempre lo debe de hacer una profesional con experiencia. Los mejores lograrán que apenas sientas dolor. Sin embargo, si tienes la piel muy sensible puede ser muy doloroso, por lo que tal vez tengas que recurrir a un sedante. Esta técnica es magnífica si tienes el vello muy corto o delgado porque se los lleva todos. Además, con el tiempo reduce el crecimiento del vello sin afectar a tu piel.

Este video te puede gustar