4 razones por las cuales no debes arrancarte el gelish

Sin duda, el gelish ha llegado para salvar la belleza de tus uñas. Al ser un esmalte con mucho brillo, duración y calidad no necesitas volver a pintar tus uñas en algunas semanas. Sin embargo, arrancarte el gelish es inevitable e irresistible después de un tiempo. Ten cuidado, que no todo es color de rosa, puede ser muy peligroso arrancarte el gelish. Nosotras te compartimos cuatro razones por las cuales no debes arrancarte el gelish ¡jamás!

Ya no se ve bien

Tus uñas lucen hermosas cuando el gelish está recién aplicado. Tienen mucho brillo, color e intensidad. Si embargo, después de varias semanas tu uña natural comienza a crecer y se empieza a notar cada vez más. Esto da una impresión poco estética y al arrancarte el gelish tu uña se ve peor, pues no tienen una bonita apariencia. Unas uñas mal pintadas, con exceso de esmalte en los bordes o algunas sin pintar dice pocas cosas buenas de ti. El gelish es difícil de arrancar con tus propias uñas o dientes y a simple vista alguien lo puede notar. ¿Quieres lucir unas uñas espectaculares?, ¡no te quites el gelish!

Es mucho más costoso

Si acudiste al salón de belleza para aplicarte gelish en tus uñas seguramente no fue nada barato. ¿En verdad quieres gastar tu dinero de esta manera? Tener tus uñas bonitas por un rato y por un momento de desesperación arrancarte todo el trabajo hecho. Y las chicas que tienen su propias herramientas para aplicar gelish en sus uñas, probablemente les costó mucho conseguirlas. Aprecia tu propio trabajo o el de otras personas y conserva el gelish lo más posible. Además, al arrancarte tu misma el gelish puede resultar más costoso si se daña tu uña natural.

Es antihigiénico

Hay mujeres que se quitan el gelish con acetona y otros líquidos removedores, pero también quienes lo arrancan uñas y dientes porque es más “rápido”. ¿Tienes idea de cuantas bacterias y químicos te introduces a la boca? Además, no pienses que todos los salones de uñas limpian y esterilizan sus materiales y herramientas al hacerte el trabajo. La mayoría no lo hace, por lo que es la cantidad de bacterias y gérmenes en tus uñas es cuantiosa.

Daña tus uñas naturales

El gelish y las uñas acrílicas se adhieren a tu uña natural y al ser arrancadas de manera puedes incluso arrancarte tu propia uña natural. ¡Debes tener mucho cuidado! No querrás lastimarte tus uñas ni mucho menos quedarte sin ellas, ¿o sí?

Este video te puede gustar