4 pasos para cuidar tu piel si la tienes muy blanca

Cuando tienes una piel muy blanca conoces perfecto las ventajas y desventajas de tenerla. Si tu piel es blanca es necesario adoptar medidas preventivas en tu rutina de belleza diaria. Estos cuidados extra te pueden ayudar a mantenerte a salvo del cáncer de piel. Además tendrás tu piel siempre suave y bonita.

Bloqueador solar

No hay nada que envejezca más a una chica que el sol y los malos hábitos. Si tienes una piel muy blanca esto quiere decir que muy probablemente tengas la piel sensible. Pues bien, el sol deshidrata y a veces causa daños irreversibles en la piel. Los rayos solares general radicales libres en la piel. Estos acaban con el colágeno y la elastina que mantienen la piel firme. Por eso, las personas que se exponen mucho al sol, se arrugan más pronto. Desde hoy, a donde quiera que vayas no salgas sin utilizar tu protector solar. Es super importante que lo uses aunque esté nublado. Así impides envejecimiento prematuro.

Dile “no” al bronceado

Comencemos por el hecho que la piel blanca es muy difícil de broncear. Las chicas de tez fría difícilmente se broncean, por lo regular solo se queman y se ponen rojas como camarones. Así que pasar horas bajo el sol no te dará el efecto que tú quieres. Dile “no” al bronceado. Si te gana la idea de verte tostada, puedes broncearte con maquillaje o aerógrafo.

Dale una buena hidratación a tu piel

La piel muy blanca envejece más rápido que una piel tostada. Y esto pasa normalmente por la falta de hidratación y algunos malos hábitos. Para retrasar el envejecimiento prematuro, hidrata tu piel conforme a su tipo. Es decir, si tienes piel grasa, utiliza productos especializados. No olvides que a partir de los 25 años es conveniente tomar suplementos de colágeno y vitamina C. Estos contribuirán a que luzcas una mejor piel y a tener buena salud en general. Aplicar crema no es suficiente, hidrátate desde adentro. Beber 2 litros de agua a diario es indispensable para tener una mejor piel.

No usar productos abrasivos

No está de más advertirte sobre los productos abrasivos que se encuentran en el pasillo de cosméticos. Te recomiendo evitar la exfoliación con azúcar. Cuando la piel es muy blanca, es más delicada, por lo que el azúcar es demasiado fuerte. Literalmente la raya. Con los años, estas lesiones microscópicas saldrán a relucir en forma de arrugas, pues el daño en la epidermis es acumulativo.  Mejor elige exfoliantes químicos, son menos abrasivos y se deshacen de las células muertas de manera uniforme.

Este video te puede gustar