3 pasos para blanquear tus uñas amarillas

Hay ciertos tonos de barniz que nos encantan, pero lamentablemente dejan nuestras uñas amarillas.
¡A nadie nos gusta!
Cuando las uñas están amarillas, de plano parece que tenemos mugre.
¡No te preocupes! Estás a tres pasos de solucionar el problema.

giphy_britneynailbuff

Antes que todo, Dd

Antes de empezar, debes saber que en un examen físico de rutina, los médicos ponen especial atención a nuestras uñas. Esto es debido a que un cambio de coloración puede ser señal de una enfermedad más grave, la mayoría de la veces simplemente se deben al barniz. Mejor conoce las señales que deberían llamar tu atención antes de ponerte otra capa de esmalte:

  • En el 50% de los casos, las uñas decoloradas indican la presencia de hongos comunes. Hay muchas especies que pueden afectar tus uñas y hasta pasarse a tu piel. Hay algunos que también pueden hacer que tus uñas se vean verdes.
  • Manchas rojas o negras suelen ser moretones.
  • Ciertos tonos específicos indicarían enfermedades crónicas. Algunas son: diabetes, enfermedades del hígado, riñones, corazón o pulmones. Esto es cuestión de criterio, si no has usado esmaltes oscuros últimamente, no eres fumadora y ni siquiera con los siguientes remedios se te quita, consulta a tu médico.

giphy_ariananails

Más que nada, recuerda que para prevenir que se manchen tus uñas, es superimportante usar una capa de base transparente. Este es un barniz diseñado para proteger tu uña y hacer más vivos los pigmentos de tu barniz. Incluso hay algunos con nutrientes para reforzar el crecimiento de tus uñas. Debes aplicarlo antes y después del barniz con color.

Ingredientes:

DIY_blanquearunas

  • 1 cucharada de peróxido de hidrógeno al 3%
  • 2 1/2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Un recipiente de plástico pequeño
  • Una bolita de algodón
  • Agua tibia

Preparación:

  1. Mezcla el peróxido y el bicarbonato en el recipiente de plástico. La mezcla debe quedar pastosa.
  2. Utiliza el algodón para presionar una parte de la mezcla firmemente por debajo de la punta de tus uñas y encima de las mismas. Cubre todas las uñas de una mano.
  3. Deja reposar la mezcla por aproximadamente tres minutos.
  4. Enjuaga todos los residuos con el agua tibia.
  5. Repite con la otra mano ¡y listo!

 Puedes repetir este tratamiento cada seis u ocho semanas. Finalmente, existen algunos productos en el mercado diseñados justo para este fin, están disponibles en tiendas de belleza.

Este video te puede gustar