13 productos naturales que te ayudan a blanquear los dientes

Existen muchos tratamientos dentales con los que se pueden blanquear los dientes y dejarlos espectaculares. Sin embargo, estas prácticas dañan con el paso del tiempo la dentadura. Pero, ¿qué crees? Existen productos naturales que te ayudan a lograr unos dientes blanquísimos, conócelos.

¿Es normal que el esmalte de los dientes se manche?

shutterstock_167843159

El esmalte que poseen nuestros dientes es poroso, por eso se va llenando de todo lo que comemos diariamente. Al lavarnos la boca se quitan de inmediato los residuos, pero hay alimentos que con el paso del tiempo dañan el esmalte y lo manchan. Bebidas como el café, té o refresco son algunos de los alimentos que afectan la dentadura. El cigarro y no lavarnos los dientes de manera correcta son otras  causas. No obstante, hay remedios naturales para blanquear los dientes. 

Bicarbonato de sodio

shutterstock_179857913

El bicarbonato de sodio ayuda a blanquear los dientes y probablemente es el remedio casero más utilizado para tal fin.

Método:

Con tu dedo toma una pequeña porción de bicarbonato y frótalo en tus dientes como si fuera la pasta. Deja que actúe por 3 minutos y retira. El bicarbonato es efectivo, pero también es un ingrediente abrasivo. No se recomienda su uso diario, así que aplícalo en tus dientes por 5 días y luego descansa 5 meses para volver a usarlo.

Pasta dental con aceite de coco

shutterstock_363849542

El aceite de coco contiene ácidos grasos que eliminan las enzimas blanqueadoras de los dientes al estar en contacto con la saliva. Cuando se combinan esos ácidos con la saliva se crea una molécula de oxígeno que se pega a las manchas en la dentadura. Gracias a esto se crea una reacción química con la que se remueven las manchas a la hora de cepillar los dientes.

Método:

No es recomendable tener el aceite en la boca por más de 20 minutos, por lo que se sugiere calentar 1 taza de aceite de coco hasta que se vuelva líquido. Luego, agrega 2 cucharadas cafeteras de bicarbonato y 10 gotas de hierbabuena, y mezcla todo. Con esta solución haz gárgaras por 5 minutos y luego enjuaga con un poco de agua.

Pasta de carbón activo

shutterstock_350735357

El carbón activo tiene beneficios desintoxicantes, por lo tanto ayuda a blanquear los dientes. Los gránulos absorben las bacterias que manchan los dientes y las eliminan.

Método:

Mezcla un poco de carbón con 2 cucharadas de agua y aplica en tus dientes dejando reposar por 3 minutos. Después retira el sobrante con agua.

Vinagre de manzana

shutterstock_325905509

El vinagre de manzana tiene propiedades que ayudan a mantener en buen estado tu dentadura.

Método:

Diluye 1 taza de vinagre de manzana con 3 tazas de agua. Cepilla tus dientes como acostumbras y después con la solución de vinagre realiza gárgaras por 5 minutos. Luego enjuágate y listo.

Papaya

shutterstock_276972914

Comer diario una rodaja de papaya te ayuda a fortalecer la encía y a dejar blancos los dientes.

Plátano

shutterstock_244685272

El plátano tiene potasio, magnesio, manganeso y otros minerales que son buenos para blanquear los dientes. Todos esos minerales son absorbidos por el esmalte y así se logra el blanqueamiento. Después del cepillado es recomendable que uses hilo dental para quitar los residuos que quedan entre tus dientes.

Método:

Para crear la mascarilla de plátano que te ayudará a blanquear tu dentadura debes hacer lo siguiente: pela 1 plátano maduro y frota un pedazo de la cáscara (la parte de la pulpa es lo que usarás) en tus dientes por 2 minutos. Enjuaga con abundante agua y repite el procedimiento 2 veces más. Repite por las noches durante 1 mes y luego descansa 3 meses.

Fresa

shutterstock_165452462

Las fresas contienen ácido málico que ayuda a disolver las manchas de café, vino tinto y té en los dientes.

Método:

Licúa 2 fresas con 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Utiliza un cepillo dental para niños para aplicar la mezcla en tus dientes. Deja que repose durante 7 minutos y luego enjuaga. Es recomendable usar este remedio cada 6 meses, porque el ácido de la fresa puede picar los dientes si se usa con mucha frecuencia.

Naranja

shutterstock_197130230

La naranja contiene una sustancia en la cáscara que ayuda a blanquear los dientes.

Método:

Frota por 30 segundos el interior de la cáscara de naranja en tus dientes. Después de media hora realiza el cepillado normal y enjuaga.

Hoja de salvia

shutterstock_80069371

Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que benefician al organismo.

Método:

Coloca 2 cucharadas de hoja de salvia en 1 taza con agua hirviendo. Ya que se enfríe el té realiza gárgaras después de cada comida. También puedes masticar hojas después de comer.

Agua oxigenada

shutterstock_276664304

Este producto no debe usarse en altas cantidades porque puede ser tóxico. Si usas cantidades pequeñas y en diferente tiempo no habrá ningún riesgo.

Método:

Mezcla 2 cucharadas de agua oxigenada con 1 cucharada de agua. Humedece una bola de algodón y frótala suavemente sobre tu dentadura. Después enjuaga con suficiente agua.

Levadura de cerveza

shutterstock_235074718

Tiene muchos beneficios para la salud, además de ser un alimento con muchos componentes nutritivos. No contiene azúcares, sólo proteínas.

Método:

Mezcla 2 cucharadas cafeteras de sal con 1 cucharada de levadura de cerveza y 1/2 taza de agua. Cepilla tus dientes con esa mezcla como si fuera la pasta dental. Enjuaga con abundante agua.

Jugo de limón

shutterstock_211542739

El jugo de limón ayuda a quitar las manchas en los dientes, por lo que es un buen aliado.

Método:

Con el zumo de 1 limón y 1 cucharada de sal cepilla tus dientes y después enjuaga con agua.

Arrayán

shutterstock_458461255

Contiene propiedades medicinales antisépticas y desinfectantes.

Método:

Mastica hojas de myrtle o arrayán antes de lavarte los dientes y luego efectúa el cepillado como acostumbras. Realiza este procedimiento una vez al día por 15 días y luego descansa 3 meses. Repite el procedimiento.

Consejos prácticos para tener una sonrisa encantadora

shutterstock_151189646

Siempre lava tus dientes después de cada comida. Al cepillar la dentadura hazlo con delicadeza, para no lastimar tu encía. Usa hilo dental para efectuar una mejor limpieza. Evita fumar y el consumo de café, té o refresco.

Sigue todos estos prácticos consejos y luce una sonrisa encantadora siempre.

Este video te puede gustar