Sin tropezones durante una entrevista laboral.

Aún recuerdo algunas mis primeras entrevistas laborales, sin duda el desastre es el común denominador en una que otra de ellas. Es difícil ir a tu primera entrevista de trabajo sin saber cómo deberías de actuar.
Aún si ya llevas tiempo haciéndolo, hay entrevistas que nunca dejarán de sorprendernos, créeme.
Pero no te agobies, existen artículos completos, incluso certificaciones para lograr superar esta situación por la que todas tenemos que pasar en algún momento.
Te comparto un poco de lo que he leído y me ha funcionado, espero te sirva a ti también.

  • Antes de la entrevista, sí con los nervios a flor de piel, el malestar en el estómago y la emoción porque te marcaron…con todo y eso es momento de pensar cómo vas a venderte ante la empresa diciendo tus cualidades y todo lo que sabes hacer. Piensa por qué eres la mejor opción, por qué tú y no todos los demás. ¿Cuál es tu valor agregado? Piénsalo desde antes y visualízate diciendo todo lo que vales.shutterstock_327882299

 

  • OK ya pensaste cómo venderte, es hora de saber un poco más acerca de la empresa a la que te quieres incorporar. Te van a preguntar qué sabes acerca de la empresa así que es mejor investigar antes que quedarte con cara de ¿What?

shutterstock_63602695

  • Tu vestimenta perfecta, esto debe de ir siempre de acuerdo al puesto que vayas a pedir. Me refiero a que si vas a ser parte de una empresa en un puesto creativo, debes verte creativo de nada te sirve un traje e ir super formal pues puede resultar contraproducente. Para puestos administrativos, ejecutivos, etc. debes ir  formal dentro de tu  estilo. Ten una buena imagen, cuida tu maquillaje, tu peinado, tu aliento e higiene personal. Muéstrate muy segura de ti misma, ¡vales mucho!

 

  • Ve preparada,  no te confíes. A veces pensamos que porque mandamos las cosas vía electrónica ya tienen toda nuestra información, mejor lleva siempre un currículum impreso, tu portafolio y muestras de tu trabajo a la mano.

shutterstock_264740852

  • No les digas no, si van a hacerte un examen o una prueba ve mentalizado porque quizás tu entrevista va a durar más de lo esperado. En todo caso, si no entrás será como un entrenamiento. Muchas empresas tienen el mismo modelo de exámenes prueba.

shutterstock_151603850

  • Sé amable, intenta caerle bien al entrevistador sin exagerar pues no queremos malos entendidos. No te digo que salgas con una cita a comer con tu entrevistador, simplemente actúa con mucha cortesía y que se vea tu interés por conseguir el puesto.

shutterstock_115790920

  • No te quedes callada, pregunta todo lo que quieras: el sueldo, de la empresa, inclusive sobre el proceso de contratación, tus obligaciones. Deja en claro tus intenciones, qué es lo que quieres y lo que le puedes dar a la empresa, hora de usar tu lista mental de atributos. Al hacerlo, mira siempre a tu entrevistador a los ojos.

 

  • No exageres tu habilidades, si no sabes algo es mejor que lo digas porque viendo hacia futuro puedes ponerte el pie tú sola, si no sabes algo di que no importa pues lo puedes aprender rápidamente. Recuerda: Sé muy positiva dando soluciones para todo.

 

  • Respira, muchas veces nos estresamos demasiado. Tranquila, si no te contratan ahí habrá muchas más opciones. Deja que tus habilidades te guíen por el mejor camino, ten confianza en tí misma. Sonríe ¡siempre habrá nuevas oportunidades! Y si se te cierra la puerta, encontrarás una ventana.

shutterstock_332173529

  • Cuida tu lenguaje corporal, muchas veces no nos damos cuenta en qué posición estamos sentadas o qué gestos estamos haciendo a la hora de hablar con las personas. No cruces los brazos pues eso da la señal de que no quieres estar ahí, evita morderte las uñas, no desvíes la mirada y no te muerdas los labios.

 

Este video te puede gustar