Sequía sexual: ¿cómo te afecta?

 Sabemos lo beneficioso que es para nuestra salud y estado de ánimo mantener nuestra vida sexual activa. Por otro lado, ¿qué sucede con nuestro cuerpo y mente cuando atravesamos por una sequía sexual? Ahora te presento algunas de las consecuencias que puede haber cuando pasamos mucho tiempo sin encuentros eróticos.

Ansiedad

shutterstock_303031352

Cuando sostenemos relaciones sexuales, nuestro cerebro libera endorfinas y oxitocina, lo que nos hace sentir  relajadas y cómodas con nosotras mismas. Al no practicarlo, se acumulan los niveles de estrés y no tienes cómo desahogarlo. En consecuencia, la ansiedad se hace presente.

Bajan las defensas de nuestro organismo

shutterstock_328396928

Las personas que pratican sexo una o dos veces por semana refuerzan su sistema inmune contra enfermedades comunes. Esto se debe a que están expuestos frecuentemente a bacterias y gérmenes. Por otro lado, el sistema inmune de las personas que no lo practican, se encuentra en peores condiciones y son susceptibles a estas enfermedades

Poca satisfacción

shutterstock_157391297

En caso de tener pareja y no sostener relaciones sexuales con esta, afecta directamente nuestra felicidad y grado de satisfacción con la relación. La falta de oxitocina y hormonas relacionadas con sentimientos de unión y felicidad, contribuye en el deterioro de la relación.

Salud emocional

shutterstock_371146460

Ante la falta de sexo, se dejan de producir ciertas sustancias en el cerebro, esto afecta el estado de ánimo, la toma de decisiones e incluso la memoria.

La dopamina que se libera al tener relaciones sexuales mejora la atención, controla los impulsos y la motivación. Tales sustancias son vitales también para socializar y llevar una vida plena, por lo tanto, es probable que su carencia afecte tu salud emocional.

Falta de sueño

shutterstock_196097540

La oxitocina también ayuda a tener un sueño adecuado y placentero. Cuando no está presente, el insomnio impide que tengas un adecuado descanso.

Ausencia de brillo en la piel

shutterstock_361968896

Como en cualquier actividad física intensa, durante el sexo se abren los poros y se eliminan impurezas y toxinas; la piel se limpia. En su ausencia, el cutis carece de brillo y luce desvitalizado.

¿Has llegado a experimentar estas consecuencias?

Este video te puede gustar