Rutinas de belleza que te dañan.

La belleza cuesta…
Es un dicho antiguo pero cierto, el mundo de la belleza es cruel.
Muchas mujeres invierten grandes cantidades de tiempo para lucir hermosas y no todas obtienen los resultados prometidos a pesar de sus esfuerzos.
La mayor parte del tiempo nos guiamos por rutinas de belleza que hemos seguido por años. Desde la tierna adolescencia hasta el día de hoy, algunas enseñanzas que nuestra madre nos dio junto con consejos de amigas que hemos oído, leído en revistas o blogs de belleza se han convertido parte de nuestro día a día.
Sin embargo, existen algunos hábitos nunca deberían estar en tu rutina de belleza y que ¡¡debes de dejar de hacer AHORA!!

shutterstock_225037360

  • No ponerte crema porque salen más granitos.
    Es un gran mito que la crema te provoque más granitos, el verdadero problema es que no te pones la crema adecuada. Si tienes mucho acné, busca una crema hidratante para piel grasa pero nunca dejes de hidratar tu rostro. Si lo haces, mantienes a tu piel produciendo más sebo porque se siente seca, lo cual SÍ provoca más granitos. La crema es algo necesario para tu piel, te la pide a gritos cada vez que limpias tu rostro. NUNCA dejes de usarla.
  • Usar piedra pómez para exfoliar cualquier parte del cuerpo.
    ¡¡Nunca N-U-N-C-A lo hagas!! La piedra pómez es demasiado abrasiva para tu piel; crea rayaduras microscópicas aunque no las veas al instante. Una vez que el tiempo empieza a hacer de las suyas, es más probable que se empiecen a ver. Daña muchísimo tu piel, incluso puedes llegar a cortarla o provocar foliculitis.

shutterstock_175220669

  • Dejar los puntos negros en tu piel.
    ¡Oh! Este gran mal que aqueja no sólo a mujeres si no también a muchos hombres. Es necesario que quitemos los puntos negros de nuestra piel con exfoliaciones cada semana. Hacerlo una vez por semana ayudará a que estos puntos empiecen a desaparecer. Es importante ya que si no los quitamos, la grasita que ha quedado en ellos se empezará a oxidar; esto hará un taponcito de grasa que agrandará tus poros.
  • Exfoliarte demasiado.
    Una vez por semana es más que suficiente, con azúcar, con productos especializados o con lo que más te acomode. Es importante que quites las capas de piel que ya no sirven para que se regenere más rápido y luzcas una piel mucho más bonita.

shutterstock_235624678

  • Lavar tu cara con jabón en barra.
    El jabón en barra contiene demasiada sosa, misma que descontrola el pH de tu piel porque arrasa con el sebo natural de la misma. Y aunque suena maravilloso que te quite todo el sebo de encima, la realidad es algo muy distinto pues necesitamos ese sebo para que tu piel regule su pH. Por esto que es malísimo lavarnos la cara con barras de jabón. Es mejor usar jabón líquido, aunque sea el que usas para las manos. Ese sirve perfectamente.
  • Secar tu rostro con la toalla.
    Aparte de que te deja estos pequeños trozos de pelusa en el rostro, si no usamos una toalla limpia toda la suciedad de quienes han pasado por nuestro baño y la han usado va a pasar a nuestro rostro. Intenta usar una toalla limpia para uso personal o deja que se te seque la cara naturalmente.

shutterstock_409853893

  • Usar uñas postizas todo el tiempo.
    Usar uñas postizas todo el tiempo hará que tus uñas naturales se adelgacen y se pongan amarillentas, dale un “respiro” a tus uñas de los postizos y los esmaltes.
  • No limpiar las brochas de maquillaje.
    Debemos ser más cuidadosas con las cosas que usamos para maquillarnos, ya que la mayor parte del tiempo no les prestamos atención y es lo que nos puede estar provocando imperfecciones. Lavemos nuestras brochas por lo menos una vez a la semana.

giphy_applying blush

  • No desmaquillarte los ojos por la noche.
    Llegamos cansadas de la universidad, del trabajo, de estar todo el día cuidando de nuestros hijos o de estar arreglando la casa. Somos multiusos la mayor parte del tiempo, pero nunca debemos dejar de desmaquillarnos. Este mal hábito realmente te envejece, tu piel se queda con el maquillaje y la suciedad ambiental más de 5 horas seguidas. Sin importar cómo llegues a casa, nunca olvides desmaquillarte todas las noches.

Este video te puede gustar