El reto de ganarte a tu suegra.

Siempre será un momento incómodo conocer a la mamá de tu novio, la parte bonita de este asunto es que tu relación se está convirtiendo en algo serio y tu novio le ve futuro por eso quiere presentártela.
Aunque a veces nos cueste mucho, hay que hacer un esfuerzo para caerle bien a tu suegra. Muchas veces decir suegra nos provoca un cosquilleo en el estómago, la cultura popular se ha encargado de darle una mala connotación a esta palabra. Lo podemos ver en las diversas burlas que rondan por el Internet.
Ante todo debes saber que hay suegras que te amarán y algunas otras que tardarán en aceptarte, toma estos consejos en cuenta para llevarte mejor con la tuya:

Recuerda que es normal que la mamá de tu novio se ponga a la defensiva cuando te conoce por primera vez, eres una mujer extraña que viene de la mano de su “bebé”, para ella tú eres la intrusa que amenaza la estabilidad de su hogar. Es una situación incómoda para ella también, las mujeres son mucho más apegadas a sus hijos varones y por ende son más quisquillosas con la mujer que pretende “arrebatarle” el amor incondicional que siempre le ha dado su hijo. Por eso, cualquier error que cometas a sus ojos será usado en tu contra. La clave está en que subliminalmente le hagas entender que no pretendes robar el cariño que tiene su hijo hacia ella.

shutterstock_342954020

Prudencia y paciencia serán tus mantras, respira muy hondo. Hay suegras que atacarán con todo, no te lo tomes personal. Cualquier mujer que se atreva a interferir entre su pequeño y ella sufrirá lo mismo. Ármate de calma, piensa que si le contestas la única que queda mal eres tú. Nunca contestes a sus provocaciones, es una mujer mayor que tú y está influenciada por un mar de hormonas y/o emociones encontradas. Es una guerra que no puede ganar en una sentada.

giphy (1)

No metas a tu novio en medio, es difícil pero la situación dictará el comportamiento de tu novio. Es su mamá, no lo puedes poner contra la espada y la pared. Esperemos que si su mamá se está pasando de impertinente haga algo a tu favor, pero no cedas ante las provocaciones e indirectas. Muchas veces las que quedan mal son ellas siempre y cuando tú no les hagas nada, no la critiques con tu novio. Él sabe cómo es su mamá, por lo tanto sabrá darte tu lugar pero deja que él maneje las cosas. Repite conmigo: Paciencia, muuuuuuucha paciencia.

shutterstock_142820917

Haz el esfuerzo por hablar, muchas veces no tenemos nada que ver con ellas. No nos gustan las mismas cosas y nuestras opiniones son super contrarias, pero esfuérzate por hacerle la plática: cuéntale chismes que hayas visto en Internet, halaga su comida, pídele consejos de cualquier tontería. No es para echarle flores porque sí, es por ser cordiales, llevar la fiesta en paz. Esta es una mejor manera de que te conozca, le des confianza y poco a poco se cree una relación.

giphy (3)

Ayúdale. Te da puntos extras ofrecerte a ayudar en la cocina o poner los cubiertos, nunca dejes de tener esta atención con ella, ayudarás a que te integre a la intimidad de su cocina. Suena tonto pero deja una muy buena impresión que ayudes en la casa.  Llévale un presente, es una buena táctica en la mayoría de los casos. Prueba con algo impersonal: flores, un pastel, una botella de vino, llévale algo por cortesía. Aunque no le agrade la selección que hiciste, se toma como una atención y eso es muy importante.shutterstock_251205568

Gánate a tu suegro. Las mujeres somos difíciles pero seguro el papá de tu novio tendrá menos celos que su mamá y es más fácil que te acepte. Si le agradas a su papá, te ayudará a ser aceptada por su pareja.

shutterstock_316375547

¿Qué pasa si de plano no me quiere? Hay veces que es imposible, si se ha vuelto personal aun así vas a tener que lidiar con ella. Las mujeres tenemos fama de ser muy crueles, así que omite cualquier dato sobre tu vida personal.. Sé amable con ella pero aléjate, no le des pie a que te haga pasar malos ratos, salúdala con cordialidad pero evita pasar tanto tiempo con ella,  ofrécele de vez en cuando un pequeño detalle para que vea que no eres tú la que no quiere una buena relación. Esto te da puntos frente a tu novio, prudencia es tu segundo nombre, evita ser su blanco. Deja tus prendas provocativas para otro día, acata las reglas de su casa, no te obsesiones con caerle bien, así como en todo hay personas que nunca te van a querer. No tienes la culpa, no dejes que eso afecte tu relación.

giphy (2)

Si la situación se está poniendo fea, es momento de aceptar que ya no puedes más con ella y hablar con tu novio con toda la tranquilidad y tacto del mundo. Es aquí cuando él tendrá que tomar cartas en el asunto.

shutterstock_313918514

Ante todo no te desanimes, las relaciones con la familia del novio siempre serán un tanto complicadas. Cada quien fue educado en su casa de diferente manera y muchas veces no podemos ponernos en contracorriente. Ve el lado positivo: la relación amorosa es con tu novio no con ella y si no funciona hay muchas formas de darle la vuelta: esto no tiene porque definir tu relación. ¡Ánimo! El  tiempo puede curar muchos roces, hay suegras maravillosas que se convierten en un parte importante de tu vida.

Espero que estos consejos te sean de utilidad y si tienes otros consejos coméntanos. ¡Las mujeres deberíamos ayudarnos entre nosotras! Las anécdotas chistosas también valen…



Este video te puede gustar