El regreso del slip dress

El slip dress, o vestido lencero, es una delicada prenda cortada al bies de finos tirantes hecha de satén o seda. Se caracteriza por ser sexy, femenino y cómodo. Este icónico vestido fue el favorito de las super modelos de los noventas. Hoy está de vuelta con mayor fuerza que nunca.

Una segunda piel

slip-collage2

La super modelo Kate Moss solía presentarse a las fiestas de moda sin más producción que un slip dress. Así conseguía el mismo impacto que sus emperifolladas colegas. Su delicadeza y feminidad convierten al slip dress en la prenda perfecta para lucir un look natural. Perfecto para que nuestra belleza sea la protagonista. Logra un look relajado y sofisticado con un vestido lencero en tonos rosados y salmón. Busca un matiz que contraste sutilmente con tu piel y logra ese aire sumamente sensual que solo esta prenda puede dar.

Una tendencia reavivada

slip-collage1

El vestido lencero es un básico del chic grunge, estilo que está de regreso. Solamente hace falta que lo uses con botines o botas militares y un cárdigan de punto grueso. Otra forma de llevarlo es con una playera debajo. Te verás cómoda y fuerte, pero aún femenina y original.

Ligera versatilidad

slip-collage3

Llévalo a las calles complementado por tus accesorios favoritos. La sencillez de este vestido lo convierte en la base perfecta para cualquier lookEs tan versátil que es apto tanto para el street style como para una gala.

Elegancia mínima

slip-collage4

Si, como yo, piensas que la elegancia se trata de llevar solo lo indispensable de manera grácil, podrás ver que el slip dress sintetiza todo lo que necesitas para lucir espectacular en una noche especial. No solo llevarás un outfit cargado de sensualidad, sino de estilo y buen gusto.

 Básico extraordinario

slip-collage5

Finalmente, este sexy vestido se convertirá en uno de tus básicos. Gracias a su sencillez y practicidad es la prenda ideal para crear outfits super originales con superposiciones. En especial, nos gusta la silueta con una playera debajo. Además, las posibilidades son infinitas. Tú puedes probar con pantalones, suéteres, camisas…

Ahora bien, nos emociona pensar qué otras maneras audaces existen para llevar este vestido límite entre lo que vestimos en el cuarto y lo que llevamos a la calle.

¿Cómo le imprimirías tu toque personal?

Este video te puede gustar