zapatos trabajo

Nuevo trabajo, nuevos zapatos

¡Qué emoción! Te graduaste, buscas trabajo y empiezas a agendar tus primeras entrevistas de trabajo. Es una etapa que debes disfrutar, todos estamos de acuerdo que es estresante, pero debes enfocarte en dejar una buena impresión, recuerda, solo hay UNA oportunidad y la primera es para siempre.

El trabajo para el que vas a aplicar va a determinar en gran medida el outfit que debes seleccionar, pero en MI opinión, se trate del empleo que sea, debes proyectar responsabilidad, pulcritud y profesionalismo, y aquí va la lista de los zapatos que NO te catapultarán al éxito en tu entrevista de trabajo:

Tenis.
No, no y no. Aunque el trabajo al que vayas a aplicar sea relajado, del rollo “creativo” y aunque quizás dentro del dress code de dicha empresa se permita usar tenis, NO los uses para tu entrevista de trabajo, hay otras formas más efectivas para proyectar tu lado artístico o bohemio.

Sandalias o zapatos con la punta descubierta.

Creo que puedo obviar el tema sandalias, son totalmente informales y fuera de lugar. En algunos trabajos incluso por cuestiones de seguridad no está permitido usar zapatos con punta descubierta, no te arriesgues y mejor evítalos.

Zapatos brillosos o con decoración demasiado cargada.

Son hermosos, los amo, pero no es lo más adecuado para una entrevista de trabajo, déjalos para el sábado en la noche. Olvídate de los zapatos metálicos, con cristales y estoperoles para las entrevistas de trabajo, y si lo consigues, mantenlos lejos de la oficina.

Zapatos de tacón extremadamente altos.

Aquí está el conflicto, ¿qué significa demasiado alto? Algunos asesores de imagen aseguran que un tacón que excede los 3 centrímetros ya está fuera de lugar para la oficina. No seamos tan extremistas, yo diría que no más de 5 cm si es que son visibles. Por ejemplo, yo utilizo mucho pantalones muy largos donde apenas se asoma la punta del zapato, en esa caso puede ser más.

Resumo así: tus zapatos no deben restarte atención, es quizás de las pocas ocasiones que deben pasar desapercibidos. Tu debes ser quien llame la atención no tus zapatos, incluso si vas a aplicar para un trabajo en una revista de moda, tus zapatos deben proyectar tu gusto por el estilo pero eres TU quien debe brillar.

 

Yo Amo los Zapatos

Este video te puede gustar