No perdonar te enferma

Cuando no sabemos canalizar nuestros malestares psicológicos, estos se llegan a expresar de manera física. El guardar rencor, resentimiento y no perdonar te enferma.

Diversos estudios han confirmado la relación que existe entre nuestra salud mental y física. Quienes guardan rencor, sufren cambios químicos importantes, su cuerpo aumenta la producción de la hormona del estrés: el cortisol. Este incremento puede traer consigo consecuencias severas para tu salud.

Síntomas

shutterstock_436516075

El aumento de la producción de la hormona del estrés se puede traducir en migrañas, dolores de espalda, úlceras, taquicardias, trastornos del sueño y cansancio excesivo. A veces los doctores tratan los síntomas sin preocuparse por el trastorno emocional que los está produciendo. Si no se atiende efectivamente puede desencadenar diversos males.

Enfermedades

shutterstock_242141182

Entre las enfermedades más comunes relacionadas con el aumento del cortisol, y en consecuencia, del estrés, se encuentran las siguientes:

  • Enfermedades coronarias: al elevarse la presión sanguínea, se generan problemas tan graves como ataques cardiacos. Hay otros factores que influyen en este tipo de padecimientos, como la obesidad y el consumo de tabaco.
  • Problemas cutáneos: en algunos casos se puede sufrir descamación, escozor, resequedad  y picazón en la piel. También puede presentarse acné, caída del cabello, sudor excesivo, uñas quebradizas  y urticaria.
  • Trastornos menstruales: el estrés puede alterar los ciclos menstruales con graves consecuencias para la salud. El periodo puede desaparecer permanente o parcialmente e incluso existe la posibilidad de quedar estéril.
  • Problemas digestivos: colon irritable, gastritis, náuseas, diarreas, inflamación y dolor abdominal son malestares relacionados con el estrés. La forma de saber si estos trastornos son causados por el estrés, es que se presentan frecuentemente sin una causa específica.
  • Problemas mentales: se pueden desencadenar algunos serios como ansiedad, depresión, insomnio,  ataques de pánico, neurosis,  etc.

Perdonar te sana

shutterstock_380861392

Resolver los conflictos y dejar ir el resentimiento hacia otra persona estimula mecanismos que pueden aumentar la hormona llamada oxitocina, que se relaciona con sentimientos de amor y bienestar.

Perdonar y dejar atrás las ideas de revancha puede favorecer la calidad de vida, la presión arterial, el sistema inmune y prevenir la depresión y la ansiedad. Sabemos que hay conflictos difíciles de conciliar, pero es mejor cuidar de nuestra salud y si el perdón es la vía, ¡que así sea!

Este video te puede gustar