Los SÍ y NO de un smokey.

Smokey Eyes u Ojos Ahumados, ¿Qué es esto?

Es un look muy dramático y bonito. Es más recomendado para la noche, pero también hay versiones para el día con colores un poco más sobrios. Puede ir desde el negro hasta con glitter, los hay de todos colores y combinaciones.
A pesar de ser tan versátil, hay momentos donde se pueden usar y otros en los que no… Por eso mejor te compartimos las ventajas y desventajas para que tú decidas si te animas a usarlo:

Los SÍ.

smokey 1

  • Es un look super bonito y dramático para usar en eventos especiales o salir de noche.
  • Te da un toque muy enigmático en tus ojos y dependiendo el color hasta puede hacer tus ojos más contrastantes.
  • Con práctica, es de las cosas más fáciles que existen en el mundo del maquillaje.
  • Se hace con muy poco material. No es como intentar hacerte un contour.
  • Es un look sofisticado que le queda bien a cualquier tipo de prenda  de noche .

Los NO. 

smokey 2

  • No uses un Smokey negro de día ¡JAMÁS! Se ve demasiado dramático si usas un color muy fuerte o estridente. Para el día puedes optar por grises, pasteles, cafés y rosas.
  • Es cuestión de practica no te desesperes. Si nunca te has maquillado los ojos, empieza aprendiendo a difuminar correctamente. Lo demás es pan comido.
  • Nunca olvides desmaquillarte completamente, sino puedes amanecer como un panda.
  • Si tienes los ojos pequeños no te recomiendo que uses un smokey oscuro, es mejor que uses colores claros que expandan tus ojos.

¿Quieres aprender a hacer uno?
¡¡Sigue los siguientes pasos!!

  • Usa un primer para que dure más tiempo. Aplícalo en todo tu párpado.
  • Delinea tu ojo con un delineador negro o marrón según el color que predomine en el smokey que te quieres hacer. Si vas a hacerte un smokey de otro color, busca tener un delineador del mismo tono. Empieza con una línea semigruesa como si fueras a hacer un cat eye. Si tienes ojos pequeños, delinea de la parte de en medio hacia afuera. Si tienes los ojos grandes, delinea todo tu ojo.
  • ¡Difumina! Puede ser con una brocha, aplicador o incluso una esponja. Esparce el color hacia adentro de tu párpado hasta que toda la línea se difumine correctamente.
  • Escoge la sombra que más te guste y aplícala con una brocha cuidadosamente, dando pequeños toquesitos por todo tu párpado. Ten cuidado con la cantidad de maquillaje que utilizas, porque puede arruinarlo todo.
  • Escoge una sombra clara o color vainilla. Aplícala en el párpado superior, en el área debajo de tus cejas. Esto le va a dar un toque de luz. ¡También lo puedes aplicar en el lagrimal para darle un poquito más de luz!
  • Riza tus pestañas y aplica rímel generosamente, evitando los grumos.
  • Tip de experto: Si eres primeriza, vas a mancharte la base de maquillaje ¡es algo super normal! Con la práctica vas a mejorar. Pero, para que no desperdicies tu base, es mejor maquillar primero tus ojos, limpiar el color que cayó en tus pómulos y finalmente aplicar tu base.
  • Si tu smokey se salió de donde debería estar, usa un cotonete para corregirlo, ¡no pasa nada!

Este video te puede gustar