Los miedos que deja una infidelidad y algunas soluciones

Superar una infidelidad no es nada fácil, quedan restos de inseguridad y temores. Te doy buenas noticias ¡no es el fin del mundo! Muchas parejas consiguen superar una infidelidad. Aceptémoslo, es un mal común y somos seres humanos. Los miedos son muy habituales entre las parejas que están en proceso de afianzar su relación después de una infidelidad. Lo primero que hay que superar son las etiquetas de “infiel”. Aquí te platicamos sobre los temores que deja una infidelidad y algunas soluciones.

Miedo a que la historia vuelva a repetirse

El temor más grande y común de todos, es que suceda otra vez. Pensamos que si ya pasó una vez, puede volver a repetirse en el futuro. Eso causaría una mayor decepción. Este miedo es lógico y humano, pero, no existe forma de saber qué ocurrirá dentro de unos meses o un año. Así que, si decidiste perdonar, significa perdonar por completo aunque te cueste trabajo. Nada de traerlo a colación cada vez que surja una pelea o desacuerdo. De hacerlo, ninguno de los dos avanzará en la relación. Deja ir por completo y a lo que sigue.

No poder olvidarlo 

Hablando de dejar ir, otro de los miedos que existen después de una infidelidad es no poder olvidarla nunca. Claro que vas a sentir ansiedad por unas semanas o incluso meses, es normal. No obstante, date el tiempo necesario para sacarlo y una vez procesado, entonces sí, déjalo ir. No te quedes con nada en este proceso, de esta forma será más fácil. Para superarlo, hay que enfrentarlo. Tal vez te funcione saber que olvidar por completo nunca será posible por el simple hecho de que somos seres humanos. Desafortunadamente, no tenemos un botón de reset. El olvido significa que llegartá un momento en el que el recuerdo del engaño no cause sentimiento de ira y dolor.

Miedo a volver a lo mismo

La infidelidad puede ser un punto de quiebra en muchas parejas. Irónicamente, también puede ser una oportunidad para mejorar. Si ya decidieron superarlo, lo primero que deben hacer es entender que no son los mismos. Por ende, no intenten regresar a la misma dinámica de antes. Por algo no funcionó. Lo más importante es no comparar constantemente el ahora con el ayer y vivir el amor presente. Hagan una lista de lo que aman del otro, tómenla en cuenta y reconstruyan la confianza.

Este video te puede gustar