Los 10 lugares más sucios de tu casa y cómo limpiarlos

¡Hogar, dulce hogar! ¿Quién no ama llegar a su casa después de un ajetreado día? Nada mejor después de llevar a los niños a la escuela, recogerlos, llevarlos al entrenamiento o clases por la tarde. O luego de ir al súper, al gym, a la tintorería… O al volver del trabajo. Pero ¿qué tal si nuestro castillo es una fuente de contaminación? Si no has hecho una limpieza a fondo, entonces corres el riesgo de que los 10 lugares más sucios de tu casa sean un peligro latente. Conoce cuáles son esos espacios y cómo limpiarlos para mantener tu cueva tan impoluta como una patena.

Estos son los 10 lugares más sucios de tu casa. 

1. El refrigerador

giphy-1

A su interior acceden múltiples manos a diario y guarda residuos de comida en contenedores que no siempre quedan sellados. Debido a las superficies pegajosas, caldo de cultivo para numerosos microorganismos, tu refrigerador está destinado a ensuciarse. Igual que tu microondas.

Cómo limpiarlo: Olvídate de los productos químicos. Mezcla 1/2 litro de agua caliente, 1 cucharada de detergente para trastes y 1 cucharada de vinagre blanco; es todo lo que necesitas. Vacía el refrigerador, desconéctalo, descarta los alimentos caducos y frota bien todas las paredes. Saca los estantes y cajones y lávalos en el fregadero. Sécalos con un trapo de microfibra y acomódalos en su lugar. Limpia el microondas de igual modo.

2. Fregadero

giphy-6

Debido a las micropartículas de alimento que permanecen adheridas a las paredes  y el ambiente húmedo, el fregadero es uno de los 10 lugares más sucios, en la mayoría de los hogares.

Cómo limpiarlo. La mezcla de agua caliente, detergente y vinagre de manzana que usaste para el refrigerador, también sirve para el fregadero. Con esta límpialo a diario. Posteriormente, dos veces por semana desinféctalo con un limpiador especial para cocina. O puedes usar una cucharadita de cloro diluido en medio litro de agua. Es fuerte pero efectivo. Te recomiendo que uses guantes cuando lo manipules.

3. Grifo

giphy-2

En tanto que el agua sale de ahí, es probable que ni siquiera lo limpies, pero igual se ensucia ¡y mucho! En los bordes se acumula residuos mohosos que forman unas manchas negruzcas.

Cómo limpiarlo: Cuando laves el fregadero, frota todos los bordes del grifo y las junturas que encuentres. Cada par de meses, remueve el grifo de su lugar y sumérjelo 15 minutos en vinagre blanco. Luego frótalo con un cepillo para eliminar cualquier residuo y vuelve a colocarlo en su lugar (o pídele a tu pareja que lo haga).

4. El excusado

giphy-8

¡Tenía que ser! El excusado y las paredes a su alrededor son un caldo de cultivo de incontables gérmenes, por eso es uno de los 10 lugares más sucios de casa.

Cómo limpiarlo: Rocíalo con un producto desinfectante y dejarlo actuar unos minutos. El cloro es una opción pero es fuerte. Puedes sustituirlo por una mezcla de vinagre blanco caliente (1 litro) y sal gruesa (2 cucharadas). Disuelve la sal, vierte la solución en las paredes del excusado por dentro y por fuera y rocíalo en los azulejos. Frota con un cepillo y enjuaga.

5. Agarraderas, jaladeras, manijas y apagadores

giphy-4

Como son pequeños nos olvidamos de ellos, pero acumulan cantidades enormes de bacterias y gérmenes. Toda tu familia entra en contacto con ellos todo el tiempo, así que es fuente de contagio segura. Una de las zonas más contaminadas de los 10 lugares más sucios.

Cómo limpiarlos: A diario frótalos con un trapo humedecido en vinagre blanco o cualquier limpiador multiusos.

6. El techo de los gabinetes de la cocina y estantes

giphy-5

Fuera de la vista, fuera de la mente… Entonces nos olvidamos de ellos mientras acumulan cochambre, polvo, grasa, insectos, tierra.

Cómo limpiarlos: Una vez al mes, jala la escalera y ¡a trabajar! Si hay trastes remuévelos y luego pasa la aspiradora, si tienes, o un cepillo para quitar polvo. Luego, frota con un trapo humedecido en líquido limpiador multiusos. Si son de madera, ten especial cuidado para no dañar la superficie. Al final, puedes frotarlo con un trapo limpio en el que hayas vertido dos gotas de aceite para muebles.

7. Ducha o bañera

giphy-3

Las paredes de la tina y los intersticios entre los azulejos de la ducha son el sitio favorito de los hongos y bacterias. Ahí se acumulan tras cada uso de uno de los 10 lugares más sucios de la casa.

Cómo limpiarlas: Después de cada uso, es preciso frotar las superficies con una mezcla de agua, vinagre blanco, jugo de limón y detergente. Tres veces por semana puedes rociar una mezcla de agua con un chorrito de peróxido de hidrógeno. No necesitas secar pues el peróxido se evapora pronto, al tiempo que desinfecta. Una vez a la semana puedes realizar el procedimiento más fondo, tallando más duro, más tiempo.

8. Controles remotos

giphy-9

¿Quién se lo hubiera imaginado? Muchas manos en diversos grados de pulcritud los manipulan a diario, pero rara vez se limpian. Entre botón y botón se acumula la mugre y el polvo; consecuencia: gérmenes a granel y una posición en la lista de los 10 lugares más sucios de la casa.

Cómo limpiarlos: Para limpiar entre los botones, emplea un hisopo o cotonete humedecido en alcohol en gel. Luego, limpia la carcasa con un trapo de microfibra (o de playera de algodón que ya no utilices) humedecido en limpiador para superficies. No uses franela, pues deja pelusa.

9. Debajo, a los lados y detrás de la estufa

giphy-10

Es probable que a diario limpies cualquier salpicadura que pudiera caer en las hornillas. Sin embargo, quizá no haces lo mismo con el perímetro. Añade a eso el calor del horno y la estufa y tienes la fórmula perfecta para el desarrollo de gérmenes.

Cómo limpiarlos: Para limpiar detrás de la estufa y debajo de ella necesitas moverla, así que requieres ayuda. Si es de gas, deberá tener especial cuidado con el tubo de suministro. Si es flexible, no lo estires por completo, si no lo es, necesitas ayuda profesional. Una vez removido el mueble, pela cualquier residuo del piso y pared con una espátula o cepillo. Luego frota la zona con un trapo humedecido con limpiador multiusos y las paredes de la estufa con limpiador para horno.

10. El contenedor de los cepillos de dientes

giphy-11

Finalmente, este objeto también es uno de los 10 lugares más contaminados del hogar. Y si está ubicado cerca del excusado hay probabilidades de que las salpicaduras lo alcancen cuando se jala la manija… ¡Te podrás imaginar!

Como limpiarlo: Sumerge el contenedor de cepillos de dientes en agua caliente y un chorrito de blanqueador (cloro) durante media hora. Enjuaga. Una vez a la semana, remoja tu cepillo en una mezcla de agua y vinagre blanco a partes iguales.

Este video te puede gustar