DIY: Haz tu propio lip gloss natural

Con solo 4 ingredientes puedes hacer tu propio lip gloss natural en algunos minutos. Todos los días nos enfrentamos a una problemática: nuestros productos cosméticos están compuestos por químicos y otros ingredientes que no necesariamente son buenos para nuestro organismo. Únete a este nuevo estilo de vida natural, elabora tus propios productos cosméticos y goza de los beneficios de los ingredientes naturales.

Este bálsamo de labios casero es un producto genial y un must have. No solo hidrata los labios y los deja muy suaves, sino que no tiene nada de sustancias químicas y no es tóxico así que es completamente seguro para niños.

Lo que necesitas para 4 recipientes pequeños

lipgloss-collage1

  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 2 cucharadas de cera de abeja molida (la puedes rallar usando un rallador de quesos)
  • Saborizante líquido de stevia o un aceite esencial que te guste (aproximadamente 10 gotas de stevia y de 3 a 4 gotas de aceite esencial).
  • 1 cucharada de jugo de betabel para agregar color (puedes hervir el betabel y usar el agua coloreada que deja).
  • 4 recipientes pequeños para guardarlo.
  • 1 palito de madera u otro objeto desechable para revolver la mezcla.

Cómo hacerlo:

lipgloss-collage2

Hacerlo es facilísimo y solo te tomará algunos minutos.

  1. Primero mezcla el aceite de coco, el jugo de remolacha y la cera de abeja y mete al microondas en un recipiente apto para esto.
  2. Calienta la mezcla en intervalos de 20 segundos hasta que se derrita. Dependiendo de la potencia de tu microondas, esto puede tomar alrededor de 1 minuto.
  3. Revuelve usando el palito u otro objeto que puedas desechar después. No es recomendable usar una cuchara.
  4. Seguidamente, añade el aceite esencial de tu elección o el stevia.
  5. Para finalizar, divide la mezcla en los 4 contenedores y déjalos reposar hasta que se enfríe y endurezca. Este tiempo dependerá de la temperatura, pero puede tomar aproximadamente 4 horas. En caso de que quieras acelerar el proceso puedes meterlos al refrigerador.

Este video te puede gustar