Dile “adiós” a la pancita con los abdominales de pie

El abdomen es una de las partes del cuerpo más difíciles de tonificar. Y en ocasiones no le dedicamos el tiempo suficiente para ejercitarlo. Por lo regular, hacemos al final de la rutina los movimientos para fortalecer los músculo del estómago, al terminar de trabajar pierna, brazo o espalda. Los vemos como complementarios, pero no debería ser así. Con el siguiente plan de abdominales de pie no habrá pretexto para que no realices una rutina específica y completa para el vientre. Este  circuito  solo consta de cuatro ejercicios y debes ejecutarlo por lo menos tres veces. Cada movimiento tiene que durar 30 segundo y hacerse uno tras otro, sin descanso. Realiza esta rutina tres veces por semana. Compleméntala con 30 minutos de cardio, como running, bicicleta, saltar la cuerda.

1. Piernas arriba

Resultado de imagen para abdominales de pie gif

 

En este primer ejercicio tienes que llevar tus piernas, de forma alternada, hasta tu pecho. Trata de levantar tus piernas lo más que puedas y al mis tiempo rota un poco tu torso de un lado a otro. Con este movimiento tonificarás la parte media del tu abdomen.

2 Rodillas a palmas

Imagen relacionada

En este segundo ejercicio, debes también levantar las piernas. Sin embargo, en esta ocasión coloca las palmas a la altura de tu cintura, pues fungirán como un tope. Sube tus piernas como se muestra en la imagen. Es movimiento es perfecto para el vientre bajo.

3 Piernas a un costado

Resultado de imagen para abdominales de pie gif

Coloca tus piernas a la altura de tu cintura y sube una de ellas de forma lateral, como se muestra en el gif, después de dar dos saltos hacia un lado. Este ejercicio es el único que durará un minuto, pues con cada pierna tienes que hacer 3o segundos. Si prefieres puede hacer primero un lado y luego la otro.

4. Piernas estiradas

Resultado de imagen para patada enfrente ejercicio gif

Legaste al final del circuito. Lo único que tienes que hacer es subir una pierna estirada hasta la altura de la cadera y con la mano contraria a la pierna, tratar de tocar la punta de tu pie. Luego cambia de pie.

Está muy fácil, ¿no crees?

Este video te puede gustar