Dead bug para fortalecer el core, ¿qué es eso?

Voy a contarte cómo puedes tener un abdomen plano de hoy en adelante con un ejercicio super sencillo. Se llama dead bug y es un ejercicio de pilates que no solo ayuda a aplanar tu abdomen si no también a fortalecer los grupos musculares de tu cuerpo.

 

¿Dead, qué?

No es el nombre más halagador para un ejercicio que promete un abdomen plano. Traducido sería algo como “bicho muerto”. Lo nombraron así debido a su posición. Este es uno de los ejercicios básicos para tener el abdomen plano. De hecho, es un ejercicio super sencillo. Puedes hacerlo en casa ya que este no requiere de ningún material de gimnasio.

¿Cómo se hace?

Túmbate boca arriba sobre una alfombra o un mat de yoga. Ahora, mantén la espalda recta, con los hombros pegados al piso. Sube los brazos como si quisieras tocar el techo. Ahora, recoge tus piernas y mantenlas dobladas a 90 grados. Aprieta el abdomen en esa posición. Inhala profundo y baja tu brazo derecho hacia atrás, hasta que este toque tu oreja. Regresa lentamente. Una vez que hayas logrado esta coordinación, intenta bajar tu pierna izquierda al mismo tiempo que tu brazo derecho. Sin tocar el piso. Regresa lentamente. Y cambia de lado.

Beneficios de este ejercicio

Este es un excelente ejercicio para comenzar un entrenamiento de abdomen. Despierta todos tus músculos y te prepara para las rutinas más difíciles. También es un ejercicio que nos brinda coordinación y elasticidad. Para que este sea efectivo tienes que pegar tu espalda completamente al piso, evitando ese ligero arco que suele aparecer cuando nos tumbamos en el piso. Mientras más apretado tengas el abdomen el dead bug saldrá mejor. Además, este ejercicio además incrementa el movimiento que tienen tus hombros, lo cual es increíble para mantener sanas las articulaciones.

Comienza con 15 repeticiones al día, después podrás ir aumentando la cantidad de las mismas. Recuerda que el secreto se encuentra en la respiración y también en la constancia.

Este video te puede gustar