Consejos para dejar de pedir perdón por todo

Dicen que perdonar es de sabios. Entonces, ¿qué pasa cuando una persona pide perdón por todo? Dejamos de creer que ese “perdón” es sincero, ¿cierto? Y es que hay quienes acostumbran ofrecer disculpas por cualquier problema, sin importar si fue su culpa o no, como una manera de ser políticamente correctos. La realidad es que si te la pasas pidiendo perdón, tu vida puede convertirse en un caos, porque lo único que haces es enviar un mensaje de debilidad.

Es por eso que te vamos a dar algunos consejos para que dejes de pedir perdón por todo. ¡Pon atención! Se trata de subir tu autoestima.

Ámate

amate

El secreto para omitir la palabra perdón de tu vocabulario, consiste en tener autoestima altaCuando empiezas a reconocer tus virtudes y defectos, puedes amarte sin condiciones. Eso hará que valores más la palabra perdón, usándola solo en casos en verdad necesarios.

Mantente firme en tus decisiones

shutterstock_151156589

La única persona que puede decidir qué hacer con tu vida, eres tú misma. Así que no tengas miedo de levantar la voz por lo que crees. Y si tus decisiones no han afectado a nadie más, no hay razón para pedir perdón. Tampoco importa si el resultado de tu decisión fue negativo, son simples consecuencias con las que tienes que lidiar. Y en vez de pedir perdón por ellas, puedes actuar por mejorar los resultados.

Reemplaza la palabra perdón

shutterstock_384450757

Sí, sí hay manera de reemplazar esta palabra, sólo es cuestión de que analices un poco la situación en la que te encuentras. Por ejemplo: si vas a pedir a tu compañero de oficina que te entregue cierto trabajo, en vez de decirle: “Perdón, ¿me mandas el reporte?”. Cambia la frase por algo más asertivo como: “Por favor, me pasas el reporte”. Tal vez te suena un tanto duro que empezar disculpándote, pero piénsalo, ¿vas a pedir perdón porque otra persona tiene que trabajar?

Vive tus emociones

shutterstock_281477381

Finalmente, es muy común que cuando una mujer vive sus emociones a flor de piel, le achaquen su sensibilidad a que “está en sus días”. No obstante, la realidad es que tenemos todo el derecho a expresar lo que sentimos. Hacerlo nos ayudará a sentirnos felices. Así que empieza a mostrarte tal como eres sin temor.

Y tú, ¿pides perdón por todo?

Este video te puede gustar