Cómo añadir dulce a tu vida, ¡y sin romper la dieta!

Hay quienes no podemos vivir sin algo dulce. Y por algo dulce me refiero a el azúcar. Una pequeña cantidad de este ingrediente puede hacer toda la diferencia entre un platillo y otro. Por tanto, a la hora de seguir una dieta encaramos la dificultad de cómo incorporar algo dulce sin romper la dieta. Te doy unos tips de cómo añadir azúcar a tu día, pero sin añadir tantas calorías.

Aquí te hago una pequeña lista de los alimentos o postres dulces que puedes incluir en tu día a día sin romper la dieta.

Gelatina de leche sin romper la dieta

Si preparas la gelatina light con leche de almendras o de vaca baja en grasa el número de calorías será muy bajo comparado con la gelatina regular que se hace con leche entera. Entonces, una porción de gelatina de 150 ml preparada con leche de almendras contiene hasta 48 calorías. Sin romper la dieta puedes permitirte comer este postre hasta 5 veces a la semana.

Helado o nieve

Como en todo se trata de las porciones. Si sobre una porción de 100 gramos de fresas sirves una de 33 ml de helado de chocolate belga, tendrás un postre delicioso por apenas 116 calorías. ¿Qué más podrías pedir? Si quieres reducir aún más las calorías, puedes sustituir el helado de chocolate por nieve o sorbete de limón. Una porción de 50 ml de nieve o sorbete de limón sobre 100 g de fresa te aportan apenas 88 calorías. Si el helado es de yogur, baja aún más la cuenta de calorías. Así puedes saborear tu postre favorito dos veces a la semana.

Yogur con fruta

¡Esta combinación es un clásico! Tanto por delicioso, como por nutritivo. Y es que una porción de yogur bajo en grasa contiene aproximadamente 50 calorías en apenas 62 gramos. Por lo que si le añades una porción de mango de 100 gramos tendrás un postre dulce de 110 calorías sin romper la dieta. Puedes añadir la fruta de temporada que te guste, como duraznos, frambuesas, manzana, sólo fíjate en las calorías por porción que contiene.

Café con leche

Si no puedes vivir sin una taza de aromático café por la mañana o por la tarde, no te desesperes. Al café americano (15 calorías) puedes incorporarle media taza de leche de almendras (35 calorías ) y endulzarla con Stevia. Entonces tendrás tu bebida preferida por 40 calorías. ¿Te encanta el sabor a moka? Entonces añádele una cucharada de cacao en polvo sin azúcar y suma 15 calorías más.

Bebidas refrescantes

Cuando el calor nos agobia y deseamos desesperadamente nuestro refresco favorito, esta es la solución. Vierte 100 mililitros de tu refresco favorito en un vaso y rellénalo con agua carbonatada. Según el refresco que elijas será el número de calorías. Si por ejemplo te encanta el refresco de naranja, por 100 mililitros estarás ingiriendo 38 calorías.

Para que puedas añadir dulce a tu vida sin romper la dieta solo tienes que seleccionar los ingredientes o alimentos en su versión más light y baja en grasa.

Este video te puede gustar