Al ritmo de la naturaleza

Todo parece indicar que lo que viene es latir al ritmo de la naturaleza y cada quien podrá acompasarlo según lo dicte su estilo.

Con caprichosa diversión, nos animaremos a vestir y a tener el aspecto que deseemos y con el cual nos sintamos bien. Será una misión casi imposible pasar desapercibidas, lo bueno es que: Podremos gritar “Paren el mundo, aquí estoy yo”

Faldas-naturaleza

El abanico que nos presentan los patrones y estampas de las tendencias, son muy vibrantes; vienen con una fuerte expresión setentosa que se manifiesta con diferentes reacciones e imponente presencia que se ve reflejada en los diseños. Las impresiones salen a la luz, con una naturaleza tan viva como mágica, agrupándose y mezclándose entre pinceladas monocromáticas, florales, tropicales, étnicas y geometrales que se deslizan hacia los diseños mostrándose cómodos, frescos y vitales. Ahora sí, con un closet repleto de alegría nos podemos animar a jugar entre superposiciones de texturas, colores y estampas hasta armar un outfit que nos haga realzar aún más, nuestro espíritu femenino. Por último, cuando vayas por tus zapatos, resultará más fácil saber cuál será “EL ELEGIDO”.

Este video te puede gustar