Quantcast

Tus antojos dicen lo que tu cuerpo necesita… ¿será?

Por  |  0 Comments

Todas hemos sufrido alguna vez de los famosos antojos. Ya sea de alimentos dulces o salados, que son los más comunes, hasta los que te hacen pensar que tu cuerpo intenta decirte algo.

Seguro te ha pasado que no eres nada afecta a algunos alimentos; y sin embargo, un día se te antojan muchísimo. Te muestro un ejemplo. En lo personal yo no soy nada afecta a chocolate; no obstante, hubo una temporada en que quería arrasar con una caja entera. Sin entender la razón, varias veces sucumbí ante el deseo. Meses más tarde, mi psicóloga encontró esta situación algo chistosa. Verás estaba pasando por un momento familiar muy difícil, y al parecer mi cuerpo me pedía a gritos endorfinas y magnesio. Así que mi cuerpo me pidiera chocolates en realidad resultaba algo bastante obvio. Además, mi dieta no contenía grandes cantidades de magnesio.

Tus antojos pueden significar algo

shutterstock_222463387

La mayor parte del tiempo tus antojos pueden significar algo, tu cuerpo intenta darte señales de que es lo que le está pasando. Escucharlas es nuestro deber, aunque no todo el tiempo tus antojos van a identificar una deficiencia de vitaminas. También pueden ayudarte a ver si estás agobiándote por el estrés, si es el caso necesitas algo de ejercicio. Escucha a tu cuerpo, date el tiempo para darle la nutrición y el ejercicio que tanto necesita.

Aquí te dejo el significado de algunos antojos. Espero que te sean útiles y puedas darte una idea de lo que te está pasando.

Dulces

shutterstock_408936727

Tus antojos se reflejan en algo dulce, quizá esté ligado a cambios de azúcar en la sangre. Sin embargo, sucumbir ante este deseo puede ser lo peor que puedas hacer, ya que incrementarías el nivel de glucosa. Es mejor que consumas alimentos ricos en fibra, puedes comer alguna fruta con piel, apio, o alguna legumbre que equilibre el nivel de azúcar en tu sangre. Por otra parte si esto te pasa muy frecuentemente, presta atención a tu cuerpo y consulta a tu médico.

Salado

shutterstock_286601744

Cuando tienes un deseo inmenso de devorar una bolsa de papas saladas o algún tipo de golosina por el estilo, quizá el estrés está causando estragos. Se trata de estrés crónico, y afecta tus glándulas suprarrenales. Estas se encuentran encima de tus riñones para darte energía y aliviar el estrés. Aprende a lidiar con el estrés mediante el ejercicio. Con solo 15 minutos puedes darle a tu cuerpo el cambio que necesitas. No ingieras botanas saladas, mejor respira profundamente e intenta controlar tu ansiedad.

Carne roja

shutterstock_294130805

No es algo extraño que las mujeres que se encuentran en el periodo sientan un gran antojo de carne roja. La falta de hierro puede ser la causa de este extraño antojo. Si es tu caso, incluye en tu dieta hojas de color verde oscuro, algo de carne, legumbres, ciruelas o higos.

Antojos de otro tipo

shutterstock_162906749

Una respuesta muy normal de nuestro cuerpo es tener antojo de comer cuando estamos deshidratados. Si acabas de comer y aún tienes hambre o te empiezan a dar antojos a horas extrañas, probablemente este sea tu problema. Antes de sucumbir ante tus antojos, toma una buena cantidad de agua. Recuerda que si en el día has ingerido la cantidad correcta la respuesta usual es no.

Si hay otro buen tip que puedo darte, nunca vayas de compras cuando tengas hambre. Tus antojos pueden provocar que subas de peso, pues llevarás todo lo que se te ponga enfrente.