Quantcast

Cómo elegir correctamente tu crema corporal

Por  |  0 Comments

Mantener una piel hidratada es señal de una piel saludable. Existen pieles de distinto tipo: normal, mixta, grasa o seca y cada una merece el cuidado adecuado. Gracias a las cremas corporales podrás lucir una piel tersa y saludable. Sin embargo, elegir una crema corporal que no es para tu tipo de piel, no te proporcionará ninguna de sus ventajas. Al contrario, podrías ocasionarte arrugas prematuras o abrir aun más los poros. Sigue estos consejos para elegir correctamente tu crema corporal y lucir una piel de 10.

Piel normal

Si tienes una piel normal sin resequedad o grasa en algunas zonas ¡felicidades! Es la piel más fácil de cuidar. Las pieles normales solo necesitan mantener su hidratación equilibrada. Para elegir correctamente tu crema corporal opta por una con textura fluida con factores humectantes.

Piel seca

Si presentas enrojecimientos, aspereza o descamación con frecuencia es porque tu piel es seca. La piel seca requiere mucho cuidado. Tu piel debe mantener una hidratación prolongada, pero sé cuidadosa al elegir tu crema corporal, pues algunas pueden ocasionar enrojecimiento o arrugas prematuras. Elige una crema con aceites naturales o a base de áloe vera. Evita las cremas perfumadas porque pueden irritar o enrojecer tu piel.

Piel sensible

Una piel sensible presenta enrojecimientos, picazón, tirantez e incluso quemazón en algunas partes del cuerpo. Al finalizar todo este proceso la epidermis sensible regresa a un estado de normalidad. Por estas razones necesitas una crema corporal con tratamiento que hidrate, repare y proteja tu piel. La mejor opción es una formula sin perfume ni conservantes y con FPS (factor de protección solar) para protegerla a toda costa sin irritaciones.

Piel mixta

Este tipo de piel es una combinación de piel normal con piel grasa. Normalmente la encontramos en el rostro, en la zona T (frente, nariz y barbilla). Ahí se genera más sebo que en otras zonas, pero no siempre es así. Debido a la gran producción de sebo natural, la piel mixta luce un aspecto brillante y oleoso lo cual no te favorece en lo absoluto. Para controlar este problema elige una crema corporal fluida que sea hidratante no humectante para no empeorar la situación.

Piel grasa

Si presentas un aspecto oleoso en tu rostro, poros abiertos o formación de brillo facial todo indica que tu piel es grasa. Para elegir tu crema corporal correctamente es importante nuevamente que su función principal sea hidratar y no humectar. La crema hidratante nutrirá las capas más profundas de tu piel. Además para evitar la producción de sebo, asegúrate que la crema sea a base de agua o libre de aceites. Normalmente las cremas para piel grasa tienen una textura media es decir ni tan fluida ni tan espesa.