Quantcast

Cómo bajar de peso sin el odioso rebote

Por  |  0 Comments

Estás a punto de iniciar una dieta para bajar de peso pero temes al odioso rebote. Sufrirlo es muy desalentador cuando te has esforzado por seguir una dieta para perder algunos kilos. Ya no más. Esto es todo lo que tienes que saber para evitarlo a toda costa.

La dieta es la clave de un buen físico. A pesar de que el ejercicio es esencial para el tono del músculo, la dieta nos da todo lo que necesitamos para poseer un cuerpo torneado y sexy. Esta es la principal razón por la cual se marca el abdomen, ya que al bajar grasa nuestro cuerpo adquiere la forma que siempre hemos querido. De aquí la importancia de conocer cómo evitar a toda costa el rebote.

No a las dietas sin un gramo de carbohidratos

shutterstock_316804268

El mayor enemigo del odioso rebote son las malas dietas. Una dieta debe tener de todo un poco, es decir, ser equilibrada. Aunque para bajar de peso es necesario dejar de lado los carbohidratos, abandonarlos por completo sin la guía de un profesional puede ser contraproducente. Por supuesto que dejar los carbohidratos va a hacer que pierdas peso; sin embargo, es posible que al momento en que empieces a consumirlos de nuevo tengas un rebote. Por eso es tan importante el siguiente punto.

Consulta a un profesional

shutterstock_196099157

Evita a toda costa iniciar la dieta de las estrellas, de la luna, del café… Cualquier tipo de dieta de moda que quizá pueda dejarte anémica. Consulta un especialista para bajar de peso, solo él podrá guiarte para conseguir tu objetivo. La consulta no es para siempre. Una vez que logres llegar a tu peso ideal habrás aprendido a comer correctamente y no necesitarás más de ninguna dieta extrema. El nutriólogo evitará que caigas en el rebote siempre que sigas correctamente sus indicaciones.

Evita las pastillas y cualquier producto milagro

shutterstock_186036632

Aunque duela aceptarlo, los tés, pastillas y demás menjurjes no sirven de nada, solo pierdes el dinero. Creer que vas a bajar de peso sin hacer ejercicio y sin cambiar tu régimen alimenticio es solo una fantasía. Deja de creer en las cosas mágicas, una vez que cambies de estilo de vida ni siquiera vas a querer recurrir a este tipo de medidas.

“No” a los gustitos

shutterstock_373362448

Los gustitos son lo que acaba con la dieta. No importa si has pasado la semana entera comiendo ensaladas, si durante el fin de semana te destrampas y comes sin medida, el odioso rebote llegará inevitablemente. En este punto tienes que preguntarte: ¿quieres comer pastel o estar más saludable? Recuerda que una buena alimentación no solo te hace ver más estética; de hecho, previene un sin fin de enfermedades porque comer bien te lleva a estar saludable.

No dejes de entrenar

running mujer ejercicio

Hagas lo que hagas no dejes de entrenar. La dieta hace maravillas, pero siempre necesitará de la ayuda del ejercicio para que tu cuerpo encuentre la estabilidad y tu metabolismo se acelere. Vamos, tú puedes hacerlo. El único enemigo es el que está en tu cabeza.

Si quieres seguir ganando sigue trabajando

ejercicio-vientre-abdomen-grasa

Cuando hayas llegando a la meta, y tengas el peso ideal y la figura anhelada, será necesario que sigas trabajando. Tu cuerpo, igual que cualquier otro, instrumento necesita mantenimiento.

Trabaja en tu nuevo “yo”, solo tú puedes decidir qué tipo de cuerpo quieres tener. Empieza con un poco de ejercicio en casa.