Quantcast

Ventajas de la vida sexual cuando llegas a los 50

Por  |  0 Comments

Llegar a los 50 no es fácil, pero te aseguramos que tienes muchas grandes ventajas. Estas pueden verse reflejadas en tu vida diaria, en el amor y, sobre todo ,en tu vida sexual. Y es que luego de ya un largo camino recorrido, tu mente o tu cuerpo se acoplan en un estado perfecto para una vida sexual plena y formidable.

Tiempo para ti y solo para ti

La primera ventaja es que ya no tienes que cuidar de niños pequeños y posiblemente ya no tengas que preocuparte por adolescentes tampoco. Lo que significa menos cansancio y más dinero y tiempo invertido en ti. Además, esto te dará más tiempo y libertad para tu vida sexual. Esto no quiere decir que te vas a desentender del resto del mundo, solo que vas a dedicar tiempo solo para hacerte más feliz. Y déjanos decirte algo, lo vales.

Adiós al príncipe encantador

Luego de algunos años dejas de fantasear con encontrar al príncipe azul. Tú ya estas en la etapa de un amor real, en el que ves a tu pareja por lo que realmente es y así te parece perfecto aunque sabes que tiene sus fallas y defectos. Ahora puedes disfrutar a tu pareja y él a ti. Esto los llevará a una etapa más profunda de amor, apreciación y deseo.

Tus hormonas a los 50 son increíbles

Al llegar a esta magnífica edad, tus hormonas van a llegar a un punto de equilibrio. Ya no tienes la urgencia de tener hijos y puedes tener control sobre tus emociones y necesidades, pero sin perder el deseo ardiente por tu pareja. En este momento de tu vida vas a llevarte increíble con tu lado masculino así como tu pareja con su lado femenino. Esto los llevará a un nivel más alto y placentero en su vida sexual.

Te liberas de preocupaciones en tus momentos de deseo

Para este punto de tu vida ya no tienes que preocuparte de muchas cosas. Ya no tienes que estar al pendiente de que tus papás o hijos lleguen a casa y te interrumpan. De igual manera, el pensar “¿lo estoy haciendo bien?”, desaparece. Conoces tu cuerpo y el de tu pareja, ambos saben lo que quieren. Preocuparse por todo ahora te parece la cosa más irrelevante.