Quantcast

Si no encuentras pareja es porque las reglas del amor han cambiado

Por  |  0 Comments

¿Tienes problemas para hacer que tus relaciones funcionen? Hoy en día el concepto que nos enseñaron de chiquitas sobre la pareja perfecta es realmente una idea totalmente obsoleta. La idea de la casa, los hijos, el matrimonio perfecto y hasta el perro ha evolucionado al grado de dejar de ser ideal y pasar a ser real. Las reglas del amor actuales hacen que una relación funcione y dure con todo y sus altibajos. Mientras que las reglas del amor anticuadas creaban ideales y expectativas que, de no ser alcanzadas, provocaban mucho dolor y frustración.

Primera regla: ser feliz es tu decisión

Tú eres feliz por ti misma, no necesitas de él y él no va a necesitarte a ti. Las reglas del amor actuales ayudan a eliminar la dependencia emocional de las relaciones. Esa noción de que si él se va no sabrás qué hacer con tu vida ha pasado al olvido. Es así como estar con tu pareja y ser feliz a su lado se convierte en una decisión propia de cada día. Si crees que el amor verdadero consiste en que necesitas estar con tu pareja para sentirte completa, estás destinándote a tener un sentimiento frágil e inestable que no es amor.

Segunda regla: cada pareja tiene sus reglas

Las relaciones tienen muchas formas y van evolucionando. No todas las parejas son iguales, cada una necesita su propio libro de reglas para decidir cómo llevar su relación. Además, puedes ir modificando tu relación ideal acorde a los objetivos, necesidades, momento vital y maneras de ser tuyas y de tu pareja. Esto no significa que no tomes tu relación en serio. Más bien quiere decir que confías en tu pareja, la respetas y deseas que la relación sea buena para ambos. Necesitan tomar su relación con calma y adaptar sus planes a futuro acorde a las circunstancias que estén viviendo. Busca tu propio bienestar emocional primero para poder tener una buena relación.

Tercera regla: el amor no es sufrimiento

El amor NUNCA te hará sufrir. Lo que te hace sufrir son las expectativas que no se cumplen, las necesidades insatisfechas o la forma en que afrontan los contratiempos. El amor nos ayuda a superar las situaciones más difíciles que nos pongan la vida. Es por eso que las relaciones nos ayudan a sanar heridas, a cumplir sueños y a crecer como personas. Si en realidad estás sufriendo con tu situación amorosa actual debes meditar seriamente, pues o no te están queriendo bien o tú no estás queriendo bien. En ambos casos es señal de que quizás sea momento de terminar. Piénsalo: ¿no es mejor vivir una relación en la que las dos personas implicadas disfruten juntas, con complicidad, el tiempo que dure?

¿Cuáles son tus reglas en el amor?