Quantcast

La eyaculación femenina y los orgasmos son derecho de toda mujer

Por  |  0 Comments

El sexo es una de las actividades maravillosas que puedes experimentar en la vida. Desafortunadamente, el enfoque social que se le ha dado indica que solo el hombre puede disfrutar. Sin embargo, también es derecho de toda mujer poder disfrutar de él.

Eyaculación y orgasmos

El primer punto que debe ser aclarado es que no sólo los hombres pueden eyacular al momento de alcanzar el clímax. Las mujeres también podemos hacerlo, aunque en nuestro caso puede ser menos evidente y a veces es un poco difícil de alcanzar. En segundo lugar, debemos dejar en claro que la ficción de las películas porno nada tiene que ver con la realidad. Las películas XXX muestran mujeres que lanzan impresionantes chorros de líquido. Si nos enfocamos en la realidad, no es así.

Squirt

La eyaculación femenina o squirt es un derecho de toda mujer. En muchos casos suele ser confundido con la orina, pero es una cosa muy distinta. Las glándulas de Skene son las que se encargan de producir el fluido que se expulsa durante la eyaculación. Es un líquido de color blanco y se crea en el punto G (también conocido como próstata femenina). Si quieres experimentar esta sensación, debes sacar de tu cabeza la imagen de las mujeres en la pornografía. La realidad es diferente, pues la eyaculación es algo más sutil, pero muy excitante. Además, es importante dejar en claro que el orgasmo y la eyaculación son cosas diferentes. Muchas mujeres eyaculan incluso cuando no han llegado al clímax.

El disfrute es derecho de toda mujer

  • La primera estimulación la recibe el clítoris. Hazlo tú misma con un juguete o con ayuda de tu pareja. Debe ponerse erecto el clítoris para que continúe la función. Después de juguetear un rato con esa zona, sentirás mucha sensibilidad con cualquier roce.
  • Es momento de que te enfoques en el punto G para que lo estimules. Introduce tu dedo o que tu pareja introduzca el suyo en tu vagina. El punto G es una zona rugosa e hinchada que está detrás del hueso púbico. Estimula la zona con movimientos rítmicos y circulares, cambiando la velocidad y presión.
  • Después de un rato sentirás ganas de orinar, eso significa que lo estás consiguiendo. No te preocupes y enfócate en disfrutar para que puedas eyacular.

Por cierto esto es lo que el ama que hagas mientras te hace sexo oral. 


Este video te puede gustar