Quantcast

Errores de ortografía que pueden dañar tu imagen

Por  |  0 Comments

Hay errores de ortografía que no te puedes permitir. Es decir, no deberías permitirte ninguno, pero hay básicos que usas todo el tiempo y que hacen evidente nuestra falta de conocimiento de la lengua. Bueno, esos básicos son lo que nunca de los nuncas debes escribir mal. Cualquiera que lea estas faltas ortográficas sentirá ganas hasta de rascarse porque son increíbles. Así que ¡toma nota! Y si alguna de estas palabritas se te va de vez en cuando, ¡corrígela!

A ver VS. haber

Ejemplos de la expresión a ver (preposición “a” + verbo en infinitivo “ver”):

  • ¡Ve a ver si puso la marrana!
  • A ver, vamos a aclarar esto de una vez.
  • A ver quién se atreve.

Ahora, mira la diferencia con haber (como verbo auxiliar que acompaña a otro verbo para formar una conjugación compuesta):

  • De haber sabido que vendrías, hubiera alistado tu regalo.

Haber como verbo impersonal que se refiere a la existencia de algo:

  • Debe haber golosinas en la alacena.
  • Siempre puede haber alguien para ti.

Ves VS. vez

La diferencia entre estas dos palabras es más sencilla: “Ves” es la conjugación en 2ª persona del singular, es decir “tú”, del verbo ver. Por ejemplo:

  • ¿Ves lo que hay allí dentro?
  • ¿Ves lo que te he dicho?

Mientras que “vez” se refiere a un tiempo u ocasión determinada:

  • Cada vez que paso por aquí, me acuerdo de aquellos días.
  • En vez de decirle mentiras, deberías ser valiente y decir la verdad.

Hay, ¡ay!, ahí

Bueno, aquí sí que hay muchísima confusión. Así que pon atención.

Hay es la forma impersonal –es decir, que no se conjuga con ninguna persona gramatical (yo, tú, él…)– del verbo haber en tiempo presente. Ejemplos:

  • Hay que ver para creer.
  • Hay cinco bolsas de fruta en la cocina.
  • Al rato hay fiesta.

“¡Ay!” es una interjección. Ésta expresa dolor, sorpresa, miedo, emoción. Por lo tanto puedes usarla en casos como estos:

  • ¡Ay, sí! Me encanta la idea.
  • ¡Ay! Ojalá pudiera dejar de sentirme así.
  • ¡Ay! Ya te lo he dicho muchas veces.
  • ¡Ay, qué rico!

“Ahí” es un adverbio de lugar. Entonces escríbelo así cuando quieras decir cosas parecidas a:

  • Sí, el otro día fuimos ahí.
  • Ahí mismo le aclaré las cosas.
  • De ahí que salió el tema y tuvimos que hablar de eso.
  • ¡Ahí nos vemos!

Has VS. haz

“Has” corresponde a la 2ª persona del singular del verbo haber, que como dijimos antes, puede ser para componer otro verbo:

  • Me has dicho tantas veces lo mismo que ya no te creo.
  • Has hecho puras tonterías hoy.
  • ¿Has visto la peli que te conté?

También puede ser una perífrasis verbal. Es decir, una expresión de más de una palabra que se toma como una sola. Ésta sería así: haber de + verbo en infinitivo.

  • Has de tener mucho dinero.
  • Has de saber que ayer me quedé despierta hasta tarde.
  • Tú has de comer muy poquito.
  • Has de ser perfecta.

Mientras que “haz” es el imperativo del verbo hacer correspondiente a la persona :

  • ¡Haz lo que te dije!
  • Haz un esfuerzo, por favor.

Ojalá te hayan quedado claras estas explicaciones de las palabras que a la mayoría causan conflicto. Así podrás expresarte sin temor a la equivocación. Es muy bonito escribir bien, ¿cierto?