Quantcast

Qué hay detrás de una mujer coqueta

Por  |  0 Comments

Todas conocemos a una o más mujeres que se pasa de coqueta. Usa su encanto para conseguir lo que quiere y coquetea con hombres solteros y no tan solteros. De hecho, son estos últimos su punto débil. ¿Sabes qué hay detrás de una mujer coqueta? Te lo revelamos a continuación

La personalidad de la mujer coqueta

Clevver flirt hair twirl play with hair

Este tipo de mujeres pueden identificarse con el tipo de personalidad que algunos psicólogo definen como teatral. Como todos, tienen sus virtudes y sus defectos, pero pueden enseñarnos mejor que nadie cómo desplegar ese encanto seductor. Se guían por sus emociones, que suelen ser muy intensas. Son apasionadas y cambian con facilidad de estado de ánimo. Además, reaccionan siempre con intensidad y son propensas a estallidos emocionales.

También suelen contar historias entretenidas y ven la vida como una obra teatral llena de encanto y misterio. Cabe señalar que necesitan la atención de los demás, sus elogios y su admiración. Son muy sociables, les encanta estar rodeadas de gente y hacen amigos continuamente. Les gusta complacer a las personas y hacer que se sientan cómodas. Tienen una gran capacidad para interpretar el lenguaje corporal y los sentimientos de los demás, así como para adivinar sus deseos, que luego tratan de satisfacer. Son sensuales y seductoras natas.

Para muchas mujeres una sortija de matrimonio en la mano de un hombre indica un alto, como la luz roja del semáforo, mientras que para otras resulta el más increíble de los atractivos masculinos. ¿Qué se esconde detrás de esta mujer?

Miedo al compromiso

lol rihanna meme laugh memes

Sin duda, esta mujer teme al compromiso real que implica una relación estable y posible.

Necesidad de entrar en competencia y demostrar que puede ganar

love anime peter pan cheating

Este es otro impulso que la mueve, de seguro lo ve como un reto.

“Si está comprometido, vale la pena”

movie s alec baldwin kim basinger elisabeth shue the marrying man

No siempre es así; sin embargo, el hecho de estar comprometido lo hace un buen partido, “¡por alguna razón está casado!”, “¡debe ser buen esposo o padre!”. Es típico escuchar a hombres y mujeres decir que mientras no salían con nadie, era difícil que alguien se interesara en ellos y justo cuando se establecen en una relación seria, empiezan a aparecer prospectos.