Quantcast

Qué hacer cuando tu pareja es un mal besador

Por  |  0 Comments

Es imposible no pensar cómo este chico que ahora es tu novio ha besado de esa manera a otras mujeres… ¡besa tan mal! Pero lo quieres mucho, es tu pareja y ha hecho mucho por verte feliz. Tal vez besar no sea lo mejor de él, pero al menos tiene una persona increíble que acepta ese defecto, ¿verdad que sí? Sin embargo, te gustaría hacer algo al respecto. El problema es que no sabes cómo. Deja de preocuparte, con estas claves podrás manejar la situación con tu mal besador favorito, tu pareja.

Establece un ambiente relajado

¿Su primer beso fue cuando estaban ebrios, con prisas o en una situación incómoda? Si fue así entonces hay una probabilidad de que tu pareja no bese mal. Lo único que pasó es fue un primer beso en el lugar incorrecto. Vuelvan a intentarlo de nuevo, pero ahora con mucha más anticipación. Asegúrate de que ambos estén cómodos ya sean en el sofá o en la cama. Crea un ambiente de confianza con tu pareja, atenúa las luces y acurrúquense. Disfruten de su compañía y bésalo de forma apasionada. Tal vez sea la mejor solución para que tu pareja te bese mejor esta vez.

Da el primer paso

No tengas miedo de dar el primer paso en su relación. Quizá tu pareja está tan nervioso por besarte que lo hace de la manera incorrecta. Esto es muy importante en las primeras etapas pues evitan los malos hábitos. Si no te gusta como besa, tu róbale todos los besos que quieras. Da a conocer tu estilo de besar y con el tiempo verás que aprenderá a besarte como a ti te gusta.

Dile de la manera indirecta

Toda mujer es experta en indirectas, hasta parece que tenemos una maestría en no ser claras con lo que queremos. Y una indirecta puede ser la solución a tu problema de besos con tu pareja. En vez de hacer la conversación incómoda para ambos, mejor hazla divertida. Sé creativa y enfócate en decirle cómo te gusta besar a ti. Por ejemplo: lento, apasionado, de lengua, etc. Entre tantas risas tu pareja lo captará poco a poco y deseará besarte como a ti te gusta.

Practica con frecuencia

Aunque no lo creas, las personas sí entienden la manera de besar de otras personas. Besa a tu pareja todo lo que quieras, practica tus besos con él e incluso después de un tiempo puedes decirle que intenten una nueva forma de besar. Reserva un espacio para estar con tu pareja y  sácale el máximo provecho a una sesión de apasionados besos.