Quantcast

Así puedes rechazar una propuesta de matrimonio y seguir con tu relación

Por  |  0 Comments

Rechazar una propuesta de matrimonio no es fácil. Es usual encontrar que las mujeres son las más interesadas en tener un matrimonio y una familia. Esto es debido al reloj biológico que tenemos las mujeres. Sin embargo, considerar más el reloj biológico que la importancia de una relación a tan largo plazo puede ser un error del que no te recuperas fácilmente. Si no te sientes lista para dar el sí, esta es la forma más sencilla de rechazar una propuesta de matrimonio y seguir con tu relación.

¿Cómo sé que no estoy lista?

Existen muchas razones por las que puedes no estar lista y rechazar una propuesta de matrimonio. No obstante, la clave para saberlo es meditar muy a fondo los siguientes puntos:

  • Qué significa el matrimonio para ti. Todos tenemos una idea preconcebida del matrimonio, ya sea por religión, experiencia con los padres o incluso ilusión por lo que la sociedad de él. El matrimonio hoy en día ya no es una obligación, tienes el derecho a decir que sí y que no.
  • También pueden existir dudas sobre la persona o la misma relación. Puede que quieras un matrimonio, pero no exactamente con la persona que estás ahora. Si ese es el caso, tendrás que hacer algo al respecto. No es válido engañar a un hombre ilusionado porque aceptes cuando tú ya decidiste que no es el hombre para ti.
  • Es bueno que expreses tus deseos. Es decir no quieres casarte, evita engañar y manipular a alguien con la posibilidad de lograr un vínculo si no está en tus planes. Si para ti casarte no es una prioridad, pero sí para tu pareja, sé honesta desde el principio. Así él decidirá si tiene o no una relación contigo.
  • Por otra parte, si quieres casarte ponlo sobre la mesa con tu pareja en un buen momento. Explícale cuándo te gustaría hacerlo y lo que necesitarías para dar ese paso.

“Y si presiento que va a darme el anillo y no quiero, ¿qué hago?”

Primero que nada no entres en pánico. Es bueno prevenir antes de que llegue con el anillo:

  • Si ya sientes que te va a dar el anillo, adelántate a hablarlo con él. No te esperes a que el pobre haga un show para pedírtelo, pues los pondrá a ambos en una muy mala situación.
  • Habla con el seriamente y sé lo más clara posible. Llévalo a un lugar nuevo que no sea de los que frecuentan, para que estés en zona neutral.
  • Ten una frase inicial preparada, los nervios pueden hacerte titubear. Algo cómo: “Quiero hablarte sobre tu propuesta de matrimonio y explicarte por qué no me encuentro lista o no deseo una vida de casada”. Sé muy amable, pero también clara.
  • Sin rodeos, háblale con la verdad. Evita echarle la culpa al otro por no querer casarte. Asume la responsabilidad y acepta que hablar del tema puede afectar tu relación.

¿Es posible continuar la relación con esa persona?

Después de rechazar una propuesta de matrimonio, conservar la relación va a tomar un tiempo de adaptación, así que sé muy paciente. Háblale sobre el interés de seguir teniendo una relación como pareja, la importancia que tiene su vínculo y lo importante que es para ti. También dile lo que quieres y proyectas con él a futuro. Si antes le dijiste que sí querías casarte, solo discúlpate. No pasa nada, todos podemos cambiar de opinión, es tu derecho. Ahora, sé consciente de que la noticia no le va a caer bien, por lo que puede reaccionar “bajoneado” y poner distancia. Lo más importante en esto es que tienes que respetar su duelo. Si te dice que él ya no puede continuar, acéptalo, pero no cedas y aceptes casarte. El miedo a perderlo no es suficiente para comenzar una vida que tú no quieres.

Ante todo sé muy dulce y comprensiva. Este es un paso importante para ti, pero también es una situación bastante complicada.


Este video te puede gustar