Quantcast

¿Qué pasa con la grasa que quemas haciendo ejercicio?

Por  |  0 Comments

Ya sabemos perfectamente que el sudor no es la grasa que quemas haciendo ejercicio. Existen muchos mitos al respecto, como que la grasa se convierte al músculo. Esto tampoco ocurre. Si tu creías esto, no te preocupes, aún existen especialistas que creen en esta premisa errónea. La realidad es que la grasa que quemas haciendo ejercicio se exhala.

¿Cómo que se exhala?

Fue Ruben Meerman, investigador de la Escuela de Ciencias Biomoleculares de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, quien descubrió que la grasa que se quema se exhala. Así va la cosa. Cada vez que hacemos ejercicio liberamos energía. Esto provoca que la grasa se convierta en dióxido de carbono y agua. Después, esta agua de más que hay en tu cuerpo, se libera por el aire que exhalas. Exhalas dióxido de carbono incluso cuando duermes, unos 200 gramos aproximadamente. Hasta ahora nadie ha desmentido esta teoría de a dónde va la grasa que quemas haciendo ejercicio.

Entonces, ¿si respiro más, adelgazo?

De hecho, no funciona de esta forma. Si respiras más solo lograrás hiperventilar o, peor aún, un desmayo. La única forma en la que puedes aumentar el dióxido de carbono es mover más los músculos. Aguas, también debes saber que no hay pastilla ni remedio milagroso que te haga crear más dióxido de carbono. La única forma efectiva de quemar grasa rápidamente es comer poco y hacer ejercicio.

¿Se puede quemar grasa de zonas específicas?

Es un tema muy controversial. Lamentablemente, aunque muchas páginas aseguren que puedes bajar de peso solo del abdomen, la cadera o las pompis, no es así. La realidad es que tu cuerpo escoge al azar el lugar de donde va a quitar la grasa. Es imposible controlar de qué parte tu cuerpo va a tomar la grasa. Así que evita pensar que haciendo mil abdominales vas a bajar de peso en un dos por tres.

Es normal que sientas dolor después de hacer ejercicio.


Este video te puede gustar