Quantcast

Rutina para evitar los granitos en la espalda

Por  |  0 Comments

Para evitar los granitos en la espalda hay muchas medidas preventivas. Finalmente esta es una condición normal que puede tener relación con cambios hormonales, mala higiene o errores en tu rutina de belleza. Evita que esto te pase para tener una espalda suave y limpia de todo granito.

Lleva a cabo esta rutina de belleza cada 15 días. Debe ser como un ritual para ti, así que no dejes que se te pase. Si no eres constante, el resultado no será tan bueno. La belleza cuesta y en este caso implica tiempo.

Exfolia

El problema con los granitos de la espalda es que muchas veces no tenemos mucho cuidado con la piel de esta zona. Las chicas con cabello largo deben reconocer este gran problema, pues la melena puede ser también responsable del aumento de granitos. Además, el cabello sucio puede acelerar el riesgo de que aparezcan comedones por el roce constante con la suciedad. Por otra parte,  de difícil acceso cuando nos bañamos, por lo que muchas células muertas queda estancada. Para evitar que esto afecte nuestra piel debemos exfoliar. Te recomiendo usar azúcar con miel para hacerte una exfoliación. Combina 2 cucharadas de azúcar con 1 de miel y aplica con movimientos circulares profundos para sacar todas las células muertas.

Mascarilla de aloe vera

Una vez que hayas exfoliado la zona, retira la pasta con una toallita húmeda. Ahora tienes que aplicar la pulpa de una o dos ramitas de aloe vera en tu espalda. Deja secar el aloe durante unos 15 o 20 minutos. El aloe contrarrestará el sebo que hay en los comedones. Además, es un excelente para desinflamar. Toma en cuenta que al exfoliar varios puntos negros van a salir. Si tu problema son granitos más grande vale la pena que alguien te ayude a extraerlos. Finalmente, estos deben de salir para dejar libre tu pie. Desinfecta la zona con un poco de agua oxigenada. Después de sacar los comedones y desinfectar aplica el aloe. Espera y ahora…

Báñate

Presta atención para retirar completamente el aloe vera de tu espalda. Cuando ya te hayas retirado completamente el aloe báñate como de costumbre. Luego de secarte hidrata tu piel muy bien al finalizar.

Recuerda que debes hacer este ritual cada 15 días.