Quantcast

Remedios caseros fáciles para blanquear tus uñas sin dañarlas

Por  |  0 Comments

No importa si usas base transparente cada vez que te pintas las uñas, eventualmente pueden llegar a mancharse. Especialmente si usas muchos tonos rojos u oscuros. Sin embargo, no tienes que dejar que tus uñas queden así hasta que crezcan. Por eso te compartimos estos tres remedios naturales para blanquear tus uñas sin usar químicos demasiado agresivos.

Remedio 1: limón y leche

Exprime el jugo de un limón en un recipiente pequeño y sumerge tus uñas en él durante cinco minutos. Después puedes frotarlas directamente con el limón. El limón es un blanqueador ácido natural así que que no debes dejarlo en tu piel. Enjuaga tus manos en agua y repite el proceso con un poco de leche. Para blanquear definitivamente tus uñas, necesitarás repetir el proceso a diario.

Remedio 2: pasta de dientes

Si tus uñas se ven opacas o amarillas y las tienes débiles, te conviene blanquear tus uñas con pasta de dientes. Frota tus uñas con un poco de pasta dental y un cepillo de dientes suave durante dos o tres minutos. Enjuaga con abundante agua. Además de blanquear tus uñas, la pasta las dejará fuertes y brillantes.

Remedio 3: bicarbonato de sodio

Necesitarás una cucharada de bicarbonato de sodio y media cucharadita de aceite de olivo y el jugo de un limón. Las medidas son aproximadas, lo importante es lograr una textura semejante a una pasta. Coloca al bicarbonato en un recipiente pequeño de vidrio, agrega el aceite de oliva y al final el jugo de limón. El limón y el bicarbonato van a crear una reacción burbujeante pero se va a calmar rápidamente. Frota tus manos y uñas con la mezcla usando un cepillo de dientes suave para exfoliar. Deja la mezcla reposando por cinco minutos y enjuaga con agua tibia. El bicarbonato funciona como exfoliante y el aceite de olivo como humectante.

¿Cómo blanqueas tus uñas? Comparte tu remedio casero favorito.